Jair Bolsonaro, Brasil, ReutersJair Bolsonaro, Brasil, Reuters

A pesar de la oposición del gobierno de Jair Bolsonaro, comenzó este lunes la vacunación de niñas y niños de cinco a 11 años en Brasil. Un mes atrás la había aprobado la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, pero el gobierno decidió hacer consultas al respecto, y llegó a plantear que la vacunación estuviera condicionada a contar con una prescripción médica.

 

Este lunes se lanzó la campaña en grandes ciudades como San Pablo, Río de Janeiro, Curitiba o Belén. Se estima que comprenderá a unos 20,5 millones de niños y niñas.

 

De acuerdo con una encuesta del instituto Datafolha, 58% de los brasileños cree que el presidente actúa para dificultar la vacunación contra la covid-19 entre los cinco y 11 años. Según el estudio, publicado por Folha de São Paulo, sólo 25% opina que Bolsonaro se propone ayudar a que se lleve adelante esta campaña. De los encuestados, 79% respalda la vacuna, mientras que 17% se opone y 4% no respondió.

 

Desde comienzos de la pandemia Bolsonaro fue acusado de difundir noticias falsas, recomendar medicación que no beneficiaba a los pacientes y minimizar la importancia de la situación sanitaria. Según una encuesta reciente, muchos brasileños desconfían de los dichos del presidente. Seis de cada diez no confían en “nada” de lo que dice, 26% confía “a veces”, y 13% le cree siempre, según otra encuesta de Datafolha difundida hace un mes, el 17 de diciembre.

 

Noticias relacionadas

Jair Bolsonaro
Brasil
Vacunas Covid-19
Coronavirus