Martin BossiMartín Bossi.

En una entrevista en Teleshow, Martín Bossi contó cómo vive la temporada de Mar del Plata este año, donde realiza funciones de miércoles a domingo en el Teatro Mar del Plata, la sala está llena.

 

"No hay humor con contenido en el país; hay grandes ejecutores. Este espectáculo tiene un autor y director que es Emilio Tamer. Hay aplausos por lo que se dice y no por un chiste o un gag, eso es raro. Tengo la necesidad de decir, hacer algunas preguntas en voz alta, de crear conciencia y compartir la posibilidad de despertarnos. Es el espectáculo que más necesidad me genera hacerlo, exclamó.

 

Sobre el abordaje de situaciones cotidianas vinculadas a la pandemia en la obra aseguró: "La empatía se generó desde el vamos, cuando se creó una comedia planteada para este momento. Es la única en el mercado. Todas las comedias son hermosas, pero no hay nadie que hable de esto. Es una catarsis colectiva, y la gente lo elige porque lo necesita, de lo contrario no se entiende que en este contexto se llene tanto el teatro porque no viene de un éxito en Buenos Aires, lo diseñé para una gira de tres meses por el país. Lo tomo como un acto de rebeldía para aquellos que nos quisieron imponer una nueva normalidad sin contacto, sin besos, privados de ver a nuestra familia. Este devenir en masa al teatro es decir: ”¡No!, no nos van a digitalizar el corazón, no van a poder".

 

"Soy un alumno de la reconstrucción. Ustedes son maestras, y estoy aprendiendo a deconstruir mi cabeza. Todo el tiempo me obligó a modernizar la cabeza, y estar a la altura de un joven de 23 años que viene a verme con todo el andamiaje. Con 47 años me exige una modernización de una forma de comunicar", respondió al hacer hincapié sobre el proceso de deconstrucción de la obra.

 

Se le consultó si alguna vez se cansó de "hacer reir" a lo que respondió: "Amo profundamente mi profesión, pero la emoción es un músculo. Para subirme a un escenario la exigencia es grande. Trabajo mucho para estar una hora y 50 minutos. Tengo profesor de canto, clown, jazz, danza, yoga, personal trainer, llevo una alimentación saludable, ingiero recuperadores musculares, quemadores de grasa. En total tengo un equipo de 10 profesionales que me acompañen para subir a un escenario con tanta frecuencia durante todo un año".

 

Confirmó que nada de lo que sucede en los medios lo hace reir: "Me río con mis amigos, con mi tío Horacio, mi madre, Federico Hoppe. Me da mucha gracia y vergüenza. Hay algo que Alejandro Dolina define como el bovarismo, que en mis palabras es una sobrevaloración de uno mismo y reclama esa consideración. La parodia del artista me hace divertir mucho".

Noticias relacionadas

Martín Bossi
Mar del Plata