Jacinda Ardern y su esposo David Rowland, EFEJacinda Ardern y su esposo Clarke Gayford, EFE

"Así es la vida", dijo Jacinta Ardern, al explicar que suspendió su matrimonio debido a las nuevas restricciones sanitarias, que incluyen un tope de 100 personas totalmente vacunadas en los eventos.

 

"Mi boda no se realizará", confirmó Jacinda Ardern a periodistas después de anunciar el sábado (22.01.2022) las nuevas restricciones contra el coronavirus, que incluyen un tope de 100 personas con vacunación completa en los eventos.

 

"Me he unido a muchos otros neozelandeses que han tenido una experiencia como ésta a causa de la pandemia, y para cualquiera que se vea afectado de esa forma, lo siento mucho", agregó.

 

La aparición de nueve casos de ómicron en una familia que viajó de una ciudad a otra para asistir a un matrimonio y la infeción de una asistente de vuelo en el avión en el que iban, llevó a Nueva Zelanda a aumentar las restricciones a partir del domingo. Ómicron es mucho más transmisible que la variante delta, pero es menos probable que provoque que las personas se enfermen gravemente. Además de limitar el número de personas en eventos, el país hizo obligatorio el uso de mascarilla en el transporte público y tiendas.

 

Ardern y su pareja de larga data, Clarke Gayford, no anunciaron fecha para su boda, pero se creía que sería en las próximas semanas. Las nuevas restricciones estarán vigentes al menos hasta finales de febrero. "Así es la vida", declaró Ardern al ser consultada cómo se sentía al imponer las restricciones que dieron al traste con su boda.

 

"No soy diferente a los miles de neocelandeses que han tenido impactos mucho más devastadores por la pandemia, el más severo es no poder estar con un ser querido cuando está gravemente enfermo. Eso supera cualquier tristeza que yo tenga", indicó.

Noticias relacionadas

Jacinda Ardern
Nueva Zelanda
Coronavirus