Frutas y verduras, dietasCientíficos de las universidades de California y Stanford estimaron que si se eliminara la producción de carne se detendría el cambio climático. La eliminación total de la producción de carne en todo el mundo en 15 años podría reducir las emisiones globales de carbono en un 68% y salvar a la Tierra del calentamiento global, indica la investigación.

 

Con el diseño de escenarios de modelos informáticos de futuras emisiones de gases de efecto invernadero hasta el siglo XXII utilizando datos disponibles públicamente de la ONU, descubrieron que eliminar toda la agricultura animal en los próximos 15 años reduciría drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y extraería dióxido de carbono de la atmósfera.

 

La ganadería a gran escala destruye hábitats y genera gases de efecto invernadero. La agricultura animal contribuye al calentamiento global debido a las emisiones de metano, óxido nitroso y carbono del ganado y sus cadenas de suministro.

 

El nuevo estudio fue realizado por Michael Eisen, profesor de biología molecular y celular en la Universidad de California, Berkeley, y Patrick Brown, profesor emérito de bioquímica en la Universidad de Stanford. Brown también es el director ejecutivo de Impossible Foods, una empresa de California que vende sustitutos de la carne.

 

“Nuestro trabajo muestra que poner fin a la agricultura animal tiene el potencial único de reducir significativamente los niveles atmosféricos de los tres principales gases de efecto invernadero”, dijo Eisen. “Debido a que hemos dudado en responder a la crisis climática, esto ahora es necesario para evitar una catástrofe climática”, agregó.

 

Eisen y Brown (que también son veganos) utilizaron para el estudio un modelo climático simple para incorporar los efectos combinados de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la recuperación de la biomasa como resultado de un hipotético cambio global a una dieta basada en plantas. Utilizaron los Datos Sobre Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas (FAOSTAT), que proporciona acceso gratuito a las estadísticas sobre alimentación y agricultura.

 

FAOSTAT les permitió examinar cómo un cambio a alimentos de origen vegetal podría afectar las emisiones y las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero entre 2020 y 2100.

 

Una transición por etapas de 15 años podría reducir las emisiones lo suficiente como para estabilizar los niveles de gases de efecto invernadero durante 30 años.

 

Asimismo, los investigadores también analizaron el impacto combinado de eliminar las emisiones vinculadas a la agricultura animal en 15 años y de restaurar la vegetación nativa en el 30% de la superficie terrestre que actualmente se usa para albergar y alimentar al ganado.

 

Descubrieron que la caída resultante en los niveles de metano y óxido nitroso, y la conversión de 800 gigatoneladas (800 mil millones de toneladas) de dióxido de carbono en biomasa de bosques, praderas y suelos, tendría el mismo impacto beneficioso sobre el calentamiento global que reducir las emisiones globales anuales de CO2 en un 68%.

 

“Una eliminación gradual de 15 años no es poco realista, suceden muchas cosas en ese período de tiempo. Pasamos de no tener teléfonos celulares a ser omnipresentes en menos tiempo que eso. No es que estemos diciendo que vamos a deshacernos de la agricultura animal en los próximos 15 años, aunque esa es una especie de misión para Impossible Foods, pero eso es algo que podríamos hacer”, analizó Eisen.

 

Los investigadores esperan que su trabajo “ayudará a los legisladores y al público a priorizar adecuadamente el cambio dietético como una estrategia de defensa climática”.

 

“Este estudio muestra que una transición global que se aleja del uso de animales, especialmente ganado, para producir alimentos tiene el potencial de eliminar rápidamente grandes cantidades de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso de la atmósfera”, dijo Eisen.

 

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, incluidos el dióxido de carbono y el metano, se considera clave para lograr los objetivos del Acuerdo de París para limitar el cambio climático.

 

En respuesta al estudio, el doctor Jonathan Foot, Jefe de Medio Ambiente de la Junta de Desarrollo de la Agricultura y la Horticultura (AHDB) señaló la “clara falta de independencia”, ya que fue realizado por el director ejecutivo de una empresa líder en alimentos a base de plantas.

 

Foot lo llamó “otro estudio de modelado defectuoso que utiliza emisiones globales escaladas” con “suposiciones demasiado simplificadas para sacar conclusiones poco realistas sobre el impacto de eliminar el ganado de la producción de alimentos”.

 

“No considerar si tal movimiento produciría suficientes alimentos para una población mundial en crecimiento o el impacto socioeconómico en los países en desarrollo es una omisión muy significativa”, sintetizó.

Noticias relacionadas

Cambio climático
Salud
Planeta Tierra
Veganos