Estado en Lima, Perú, fútbol, ReutersReuters.

El debut de River en la Copa Libertadores frente a Alianza Lima en Perú, que se debería disputar mañana, corre riesgo y podría reprogramarse a partir de los conflictos sociales y el toque de queda anunciado en aquel país. El gobierno emitió un comunicado dando "garantías" pero reina la incertidumbre.

 

El estallido que comenzó después de un paro de transportistas por el aumento del precio del combustible y que hasta el momento dejó como saldo cuatro personas fallecidas, también llevó al mandatario peruano, Pedro Castillo, a decretar “inamovilidad social” desde las 2 de la madrugada hasta la medianoche de este martes con el objetivo de “resguardar la seguridad ciudadana”.

 

Comunicado del Ministerio de SeguridadComunicado del Ministerio de Seguridad peruano.

Por ese motivo, ya fue postergado el duelo entre Sporting Cristal y Flamengo, por el grupo H que integra Talleres de Córdoba en el certamen continental.

 

“Se tendrá que reprogramar. No olvidemos que en medidas excepcionales hay acciones extraordinarias que se deben adoptar. Un partido del fútbol no puede anteponerse a la tranquilidad del país”, sostuvo el ministro de Justicia de Perú, Félix Chero Medina.

 

Ante esto, la incertidumbre se apoderó del debut copero del Millonario, previsto para mañana a las 21, dado que hasta el momento no existía confirmación de que el plantel pueda viajar, debido a que el partido podría ser reprogramado, como primera opción, aunque también se barajan las posibilidades de cambiar de sede o disputarlo a puertas cerradas.

Noticias relacionadas

Copa Libertadores
Alianza Lima de Perú
River Plate
Incidentes
CONMEBOL eLibertadores
Conmebol