AFIP, economía argentina, NAAFIP, economía argentina. Foto: NA

Luego de anunciar el pago de bonos para tratar de amortiguar el impacto de la inflación en los sectores más vulnerables, Alberto Fernández confirmó que buscará avanzar sobre la “renta inesperada” que tuvieron las grandes empresas en los últimos meses.

 

El presidente confirmó que el objetivo es lograr que aquellos que “han ganado inesperadamente como consecuencia de la guerra” en Ucrania ahora “colaboren con su aporte” para “ayudar a los que han quedado más postergados”.

 

Fernández evitó dar mayores precisiones y Guzmán se limitó a señalar que “se plantea una alícuota sobre este componente de la renta que es inesperado” para las empresas con “ganancias netas imponibles superiores a los 1000 millones de pesos en el año”.

 

Esta nueva medida ya generó críticas en la oposición y en los expertos en impuestos que afirmaron que no será efectivo, generará más perjuicios que beneficios y que será declarado inconstitucional.

 

Es “muy poco serio” que se siga proponiendo la creación de un nuevo impuesto sobre las ganancias. “Las ganancias y pérdidas inesperadas son inherentes al capitalismo, por lo que se está utilizando un eufemismo para seguir avanzando de manera desbocada sobre la propiedad privada”, sostiene el abogado Diego Fraga a Infobae.

 

“Este Gobierno ha utilizado cualquier excusa para aumentar la presión fiscal y poder seguir gastando sin límites -dice Fraga.

 

En tanto, Ana Laura Sabio en declaraciones al mismo sitio, sostuvo que “la presión tributaria de los contribuyentes ya es inmensa, mayores tasas impositivas o más impuestos no hacen más que desalentar la inversión y no permiten crecer a la economía”.

Noticias relacionadas

Renta inesperada
Recaudación tributaria
Impuestos
AFIP
Empresas
Impuesto a las Ganancias
Medidas económicas
Alberto Fernández
Martín Guzmán
Bono