Ciudad de Buenos Aires, Argentina, Foto GoogleCiudad de Buenos Aires. Foto: Google.

La capital argentina tiene una larga trayectoria en ser la elegida de turistas internacionales que viajan con la idea de aprender español y/o de realizar estudios universitarios en el país. De hecho, Buenos Aires es la tercera ciudad más elegida de América Latina para aprender español. Muchas son las razones que posicionan a la metrópolis rioplatense como la favorita de los viajeros internacionales. Entre ellas, se destaca el profesionalismo y la calidad que sus instituciones educativas tienen para ofrecer. Por ejemplo, la escuela de español en Buenos Aires Expanish cuenta con más de quince años de trayectoria en la enseñanza de español a través del método inmersivo y se ha consolidado como una referencia en la materia a nivel regional gracias a la calidad de sus servicios.

 

Agustín Vignale, Director y Co-fundador de la Expanish, explica que es bastante común que turistas y/o estudiantes internacionales elijan a Buenos Aires con fines educativos, ya que se trata de una ciudad que ofrece una gran calidad académica y que cuenta con reconocimiento internacional en este sentido. Por lo general, al llegar a la ciudad, los turistas internacionales eligen empezar con un curso de español, para después iniciar estudios universitarios o terciarios en instituciones públicas o privadas. También suele suceder que, a través de una primera experiencia de contacto directo con las culturas latinoamericanas en Buenos Aires, las y los turistas extranjeros emprendan viajes hacia otros países de la región como Chile, Uruguay o Perú.

 

Reactivación del sector tras la crisis de la pandemia
El turismo fue una de las industrias más afectadas por la pandemia del COVID-19. Con las fronteras cerradas durante tanto tiempo y, luego, restricciones en los vuelos y protocolos estrictos para ingresar a los países extranjeros, todo el sector de la economía que trabajaba en relación al turismo sufrió una gran parálisis a nivel mundial. Argentina no fue una excepción en esto. Muy por el contrario, sostuvo controles que, si bien fueron claves para contener la propagación del virus, tuvieron un impacto devastador para el turismo. El turismo educativo, en tanto subsector de la industria turística, fue también gravemente afectado por los confinamientos, las cancelaciones de vuelos y el cierre de las fronteras.

 

Dos años pasaron desde que la aparición del COVID-19 devino en pandemia y gracias al avance de la vacunación, muchos sectores empezaron a experimentar la reactivación de sus negocios. En el contexto actual de levantamiento de las restricciones, reanudación de los vuelos y relajamiento de los protocolos, el turismo empezó a renacer y con él volvieron a ponerse en funcionamiento las instituciones dedicadas a la enseñanza de español para extranjeros.
Si bien el proceso de recuperación es largo y se está verificando gradualmente el crecimiento de la actividad, la tendencia es sostenida.

 

Primero, entre enero y febrero de este año, las escuelas de español para extranjeros empezaron a recibir demanda de destinos cercanos como Brasil. Mientras que, actualmente, la demanda proveniente de países como los Estados Unidos y algunas naciones europeas está creciendo, lo que motiva a las escuelas y universidades a poner a punto sus servicios para estudiantes internacionales. En respuesta a la reactivación del sector, la escuela de español en Buenos Aires Expanish abrió un nuevo edificio en el centro porteño, a escasa distancia de atracciones como la Casa Rosada, la Catedral, el Obelisco y Puerto Madero. De esta manera, facilita a sus estudiantes a conocer una de las zonas más icónicas de la ciudad, al tiempo que garantiza buenos accesos a través de los servicios del transporte público.

 

Ciudad de Buenos Aires, Argentina, Foto GoogleBuenos Aires, de gran atractivo para turistas. Foto: Google.

 

Aspectos positivos de la pandemia
A pesar de que la economía sufrió una parálisis inédita, algunas cuestiones que surgieron como consecuencia de la pandemia tuvieron un impacto positivo. Con respecto al turismo internacional, la consolidación del trabajo remoto es, sin dudas, un factor favorable. Si bien antes de la pandemia existía el teletrabajo, se trataba de un fenómeno reducido. Con los confinamientos y la obligación de trabajar de manera remota, las empresas, las organizaciones y las y los trabajadores tuvieron la posibilidad de comprobar que el teletrabajo es viable y, en muchos casos, muy conveniente. Como consecuencia, en la actualidad son muchas las personas que trabajan de manera remota y eligen instalarse en un país extranjero durante un tiempo. Esto se está viendo mucho, sobre todo en países como Argentina en los que, debido a la situación económica, los costos de vida resultan muy convenientes para quienes provienen de países con monedas fuertes como el euro, el dólar o la libra esterlina.

 

Buenos Aires tiene mucho para ofrecer para extranjeros que tienen la posibilidad de teletrabajar. Sus incontables atracciones, la gran oferta cultural gratuita o a costos muy bajos, la calidad de su gastronomía y la posibilidad de ser la base para viajar hacia el resto del país para conocer la Patagonia, el Noroeste Argentino o las Cataratas del Iguazú, hacen de la capital argentina un destino ideal. Otro aspecto si se quiere positivo que trajo la pandemia es que posicionó al país como un lugar seguro en términos sanitarios. Los altos índices de vacunación de la población argentina, la gestión de los momentos más críticos de la pandemia y la calidad de los servicios de salud son factores que en la actualidad juegan a la hora de elegir un destino internacional. En este sentido, tanto el país como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cuentan con una buena reputación en términos sanitarios, lo cual los posiciona positivamente en la región como receptores de turismo internacional.

 

En conclusión, tras casi dos años de parálisis asociados a las restricciones por la pandemia, el sector del turismo en general y el del turismo idiomático en particular, están experimentando señales claras de reactivación. Buenos Aires tiene una larga trayectoria como uno de los destinos elegidos por las y los viajeros que buscan complementar sus experiencias en el exterior con el aprendizaje del idioma español, así como de la formación terciaria y universitaria. Afortunadamente, la tendencia a la reactivación parece consolidarse a medida que nos adentramos en el año 2022, gracias a la situación sanitaria del país y al fin de las restricciones a nivel global.

Noticias relacionadas

Turismo
Ciudad de Buenos Aires
Idioma