Juegos asiáticos. Foto AFPJuegos asiáticos. Foto AFP.

Juegos Asiáticos, reuniones de atletismo, Universiada de verano: la cancelación o aplazamiento de grandes citas internacionales aísla todavía más de la escena deportiva mundial a una China que prefiere permanecer cerrada para aplicar mejor su política de 'cero covid'.

 

Antes de la pandemia, el país había realizado una gran apuesta por ser sede de eventos deportivos y las citas allí se sucedían. Los Juegos Olímpicos de Pekín-2008 marcaron un gran punto de inflexión y en los últimos años fue atrayendo a la Fórmula 1 con una carrera en Shanghai, torneos de tenis y diversos campeonatos mundiales, entre otros eventos.

 

Tras la irrupción en escena del covid-19, la única excepción han sido los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Pekín-2022, que ya estaban otorgados desde hacía años y que China celebró en febrero y marzo con una burbuja sanitaria. Fuera de ello, China no ha acogido ninguna otra gran competición internacional desde el inicio de la pandemia.

 

¿El motivo de este aislamiento? Las autoridades chinas quieren evitar como sea que un evento así provoque brotes de coronavirus y dispare el número de infecciones. La última víctima de esa postura han sido los Juegos Asiáticos, gran cita multideportiva que estaba prevista inicialmente del 10 al 25 de septiembre en Hangzhou y cuyo aplazamiento 'sine die' fue anunciado el viernes debido a "la situación sanitaria".

 

China vivía con una cierta normalidad desde la primavera (boreal) de 2020 gracias a su política de 'cero covid', consistente en confinamientos estrictos, cuarentenas a la llegada a su territorio, el aislamiento de las personas infectas y un cierre casi total de sus fronteras. Sin embargo, desde marzo el país vive un repunte de la pandemia que afecta a varias provincias. Además del aplazamiento de los Juegos Asiáticos, el viernes también se cancelaron los Juegos Asiáticos de la Juventud, que debían jugarse en diciembre en la ciudad china de Shantou.

 

La Universiada de verano de 2021, ya retrasada una primera vez hasta mediados de este 2022, ha pasado ahora a estar programada para 2023. También el viernes se anunció que las dos reuniones de atletismo de la Liga de Diamante previstas este año en China no se disputarán.

- Calendario vacío -

La burbuja sanitaria de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, en los que los participantes pasaban un test covid-19 diario y no podían tener contacto con la población general, fue una excepción a la regla.

 

Esos Juegos "constituían una gran prioridad política y nada podía detenerlos", valora en palabras a la AFP Mark Dreyer, analista deportivo con base en China.

 

"Los Juegos Asiáticos son un gran evento, pero no lo bastante grande" como para mantenerse, estima. En su opinión, el calendario deportivo internacional permanecerá vacío de eventos en China mientras dure el 'cero covid'.

 

El Mundial de Clubes de la FIFA, pensado para 2021, fue aplazado y no tiene fecha. El Gran Premio de F1 en Shanghai y los torneos de tenis masculino (ATP) y femenino (WTA) fueron ya cancelados.

 

Pensando en el futuro, "no hay ningún problema" en que China sea candidata hoy para futuros eventos deportivos que se organicen "cuando la pandemia sea controlada", estima un experto chino.

 

"Está muy bien que el gobierno controle estrictamente los repuntes epidémicos. Si los países extranjeros no lo comprenden, peor para ellos", declaró a la AFP de manera anónima por temor a eventuales represalias.

 

- Un mercado "muy grande" -

Pero para Mark Dreyer, esta falta de visibilidad puede resultar molesta para las organizaciones deportivas internacionales. "En un momento dado van a decir que lo sienten, pero que no se pueden seguir aplazando eventos porque el covid no es un motivo válido", estima.

 

Sin embargo, la idea de que las organizaciones deportivas y los inversos internacionales se desvíen súbitamente del inmenso mercado chino "no es muy realista", declara a la AFP Du Liyan, un influyente bloguero deportivo.

 

"Este mercado es todavía muy grande. Y el sector del deporte (...) tiene un crecimiento considerable", señala. La política puede tener también otros efectos en los eventos deportivos en el país.

 

La WTA suspendió sus torneos en China a finales de 2021 después de que la tenista Peng Shuai acusara a un exalto cargo dirigente chino de haberle forzado a tener una relación sexual.

 

Los partidos de la NBA, muy populares en China, fueron desprogramados por la televisión pública desde que un alto responsable de una franquicia enviara en 2019 un tuit de apoyo a manifestantes hongkoneses.

 

Con información de AFP por Matthew WALSH

Noticias relacionadas

Coronavirus
China
Agenda Deportiva