Paulo Londra. Foto: Instagram
Paulo Londra y Rocío Moreno en el cumpleaños número uno de Isabella. Foto: Instagram.

Paulo Londra y Rocío Moreno firmaron el acuerdo en el que se definió una cuota alimentaria por las dos hijas que tienen en común -Isabella, de 2 años, y Francesca, de 2 meses- y una “compensación económica” para la joven. Ambos se reunieron junto a sus respectivos abogados en los tribunales de la capital cordobesa.

 

Los detalles del acuerdo fueron brindados por la abogada Ana Rosenfeld, representante legal de Moreno. “Estamos contentos de ponerle un corte al juicio que se avecinaba entre las partes”, sostuvo la letrada 

 

Entre los puntos principales del acuerdo está la compensación económica, se trata de una suma de dinero o equivalente que le corresponde al cónyuge que sufre un desequilibrio económico como consecuencia del divorcio. La misma se pide, ya que ella estudiaba Ciencias Veterinarias en las afueras de Córdoba Capital cuando él le propuso volver para mudarse juntos. Ella lo acompaño en su proyecto musical y un año después tuvieron su primera hija, por lo cual dejó de lado sus estudios viéndose perjudicada.

 

Aunque Ana Rosenfeld -representante legal de Rocío- no quiso dar cifras públicamente, Ángel De Brito sí lo hizo en sus redes sociales. El músico deberá abonar 450 mil pesos mensuales y se hará cargo de la obra social de las nenas y de su exmujer.

 

El pacto, además, incluye otros ítems, como un auto, una casa, los impuestos de la propiedad y el pago del colegio. Las actividades extras también serán abonadas por Londra. Por último, se encuentra el pago del banco de células madre que contrataron por cualquier problema de salud que pueda surgir.

 

 

 

 

Rocío y Paulo comenzaron su relación en el 2015 cuando estaban terminando la secundaria. Por aquella época él soñaba con ser cantante y ya iba a las batallas en las plazas hasta que en el 2017 él comenzó a hacerse famoso y a realizar sus primeros shows. El año siguiente los encontró muy bien en cuanto a lo profesional, pero lejos el uno del otro. Ella comenzó a estudiar veterinaria en una ciudad en las afueras de Córdoba Capital donde se instaló por lo que se se encontraban muy poco tiempo, ya que, de lunes a viernes Rocío cursaba y los fines de semana él trabajaba.

 

En el 2019 él compró una casa y le propuso irse a vivir juntos. Enamorada y convencida de querer acompañarlo en su carrera como cantante, ella tuvo que elegir, y apostó al amor: dejó la facultad y empezó la convivencia.

Noticias relacionadas

Paulo Londra
Cantante
Ana Rosenfeld
Ángel de Brito