Sanatorio de Niños de Rosario. Foto: NA.Sanatorio de Niños de Rosario. Foto: NA.

La madre del nene de 8 años que tuvo hepatitis grave y que fue trasplantado ayer en la ciudad de Rosario reveló que atravesó momentos muy complejos y agradeció a la familia del donante y a los médicos por salvar a su hijo.

 

"Ayer estaba destrozada, pero ahora estoy muy tranquila", dijo visiblemente emocionada Roxana, la madre del nene que tuvo que ser trasplantado de urgencia en el Sanatorio de Niños de Rosario.

 

"Estoy súper contenta con los médicos y la familia del donante porque era una situación muy complicada y le salvaron la vida a mi nene", manifestó en declaraciones radiales.

 

Si bien la intervención quirúrgica resultó exitosa, el equipo médico mantiene un prudente optimismo ante un caso de extrema gravedad, mientras el nene se recupera en la sala de cuidados intensivos.

 

Además, la mujer comentó cómo vivieron los días previos al transplante: "Mi marido no pudo porque tenía hígado graso, mi sobrino tampoco porque tenía una arteria (sic) y cuando estábamos esperando otros estudios llegó esto, que para nosotros fue un milagro".

 

Y agregó: "Cuando me dijeron que de la sala lo iban a pasar a terapia y que estaba la posibilidad de un trasplante me quise morir porque pensé que era una hepatitis menos agresiva, por eso lo van a estudiar".

 

En tanto, Lisandro Bitetti, uno de los cirujanos que realizó el trasplante comentó: "El paciente está evolucionando favorablemente, tanto en los parámetros clínicos como de laboratorios que se siguen en la sala de terapia intensiva".

 

Y sumó: "Por ahora salió todo como estaba planeado en la cirugía. El chico viene mejorando hora a hora. Igualmente, lleva menos de 24 horas el trasplante, por lo tanto hay que ser prudentes. Sigue siendo un caso crítico al que hay que seguir muy de cerca".

 

Este martes, autoridades del Ministerio de Salud de la Nación mantuvieron un encuentro con representantes de distintas sociedades científicas, en donde quedó establecida una mesa de trabajo conjunta que tendrá como objetivo realizar un seguimiento epidemiológico y analizar en profundidad los casos sospechosos de hepatitis aguda grave de origen desconocido en población pediátrica.

 

En la mesa de trabajo se acordó establecer parámetros más específicos para definir los criterios de gravedad de cada caso, recordando que la mayoría de estos cuadros se presentan de forma leve. Además, se estableció una estrategia de seguimiento de un grupo reducido de casos leves para estudiar más de cerca y en profundidad este nuevo evento.

 

La cartera sanitaria informó que en cuanto a la evolución de otro de los casos conocidos públicamente, el del niño de un año y siete meses, este evoluciona de manera favorable tras el trasplante llevado a cabo en el Hospital Garrahan.

Noticias relacionadas

Hepatitis
Rosario
Trasplante