CEO Repsol. Josu Jon Imaz, CEO de Repsol. Foto: captura de conferencia.

La invasión de Ucrania sigue convulsionando la economía. La guerra provocada por Rusia obliga a pensar a corto plazo, según Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, que alertó de la posible falta de gas en Europa el próximo invierno si se mantiene este conflicto. La Unión Europea depende de 155 bcm de gas que llegan de Rusia y las alternativas no cubren ni la tercera parte de esa demanda. 

 

Desde la empresa lanzaron un mensaje de advertencia y asegura que la guerra pondrá en jaque el suministro de gas en los próximos seis o siete meses, cuando comience el invierno. Por esta razón: pidieron a la sociedad que hagan un esfuerzo "muy importante" para reducir el nivel de consumo y acelerar la transición renovable. Imaz ha manifestado su preocupación por lo que pueda ocurrir a partir de septiembre desde el punto de vista energético, y remarca la dependencia de Europa en términos de gas respecto de Rusia y el problema que existe para buscar alternativas.

 

"Hoy no se pueden sustituir los 150 bcm de gas que Europa recibe de Rusia", ha agregado. En este sentido, ha manifestado que "no hay forma de cubrir prácticamente el 40% de ese gas" en Europa y eso va a provocar un "tensionamiento brutal". El dirigente hace estas declaraciones dos meses y medio después de que se desatara el conflicto bélico, y tras admitir que la economía seguirá necesitando el petróleo y gas.

Noticias relacionadas

Conflicto Rusia-Ucrania
Repsol