Casos de hepatitis. Foto: NACasos de hepatitis aguda en Argentina. Foto: NA.

Argentina se sumó a la lista de, al menos, 20 países con pacientes infantiles confirmados con hepatitis de origen desconocido, una patología que afecta a más de 230 menores en el mundo. Al menos ocho niños están siendo estudiados en diferentes puntos del país por hepatitis, así lo confirmó el Ministerio de Salud de la Nación. 

 

Desde la cartera sanitaria comentaron que se trata de casos aislados y sin conexión alguna entre sí, al mismo tiempo que enfatizaron que "no se trata de un brote sino de una situación que no escapa a lo que se notifica en forma habitual", ya que todos los años se registran casos con cuadros similares de hepatitis agudas graves sin diagnóstico.

 

Igualmente, el Ministerio, ante la alerta epidemiológica que se produjo en otros países del mundo y que también se emitió en nuestro país el pasado 27 de abril, recomienda a la población controlar y completar los esquemas del Calendario Nacional de Vacunación para cada edad, realizar higiene frecuente de manos, evitar el contacto con personas enfermas, cubrirse al toser o estornudar y evitar tocarse ojos, nariz y boca.

 

En Inglaterra, un total de 64 de 92 casos con hepatitis infantil aguda mencionaron la exposición y el contacto directo con perros, lo que despertó el alerta de los investigadores que estudian la causa de los aumentos de contagios.

 

Según informaron desde la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA), los cuestionarios realizados por los familiares de los afectados muestran “números relativamente altos de familias propietarias de perros u otras exposiciones a perros”.

 

“Se está explorando la importancia de este hallazgo”, señalaron desde la UKHSA, aunque aclararon que podría tratarse de una casualidad de los más de 160 casos detectados en el mundo.

 

La hepatitis es la inflamación del hígado que puede ser de causa infecciosa, tóxica o autoinmune. En la mayoría de los casos, la hepatitis es provocada por un virus. Las hepatitis virales son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, B y C. El test para las hepatitis B y C permite iniciar un tratamiento oportuno y minimizar la transmisión. Las hepatitis A y B son prevenibles a través de vacunas. Los tratamientos para la hepatitis B crónica y la hepatitis C, son seguros y altamente efectivos.

Noticias relacionadas

Hepatitis
Perros