Aumentos luz y gas, NATarifas de luz y gas. Foto: NA.

El Gobierno garantizó que avanzará con la segmentación de los subsidios energéticos para eliminar el esquema "pro rico" y favorecer a los sectores medios y vulnerables. 

 

Esta cuestión es el eje de la tercera y última audiencia pública que se desarrolla esta semana, en este caso para debatir sobre la segmentación en el otorgamiento de los subsidios al precio de la energía por parte del Estado Nacional a los usuarios del servicio de gas natural y de energía eléctrica, para el bienio 2022-2023.

 

La audiencia de este jueves es presidida por el subsecretario de Planeamiento Estratégico de la Secretaría de Energía, Santiago López Osornio, en reemplazo del secretario del área, Darío Martínez, que no participó personalmente en ninguna de las tres.

 

López Osornio expuso un informe técnico a través del cual justificó la necesidad de modificar el actual esquema de subsidios que, a su criterio, es "pro rico", la misma calificación que utilizó recientemente el ministro de Economía, Martín Guzmán. "Tenemos un esquema uniforme para todos los usuarios, sin atender su realidad socioeconómica: así, un millonario recibe el mismo subsidio que un trabajador, un empresario recibe el mismo subsidio por metro cúbico de gas que un obrero", dijo el funcionario.

 

Y añadió que, en consecuencia, "decimos que es un esquema 'pro rico'. Sin embargo, creemos que hay margen para mejorar la eficiencia distributiva. El objetivo es que aquellos sectores de mayor poder adquisitivo dejen de percibir la ayuda del Estado, para focalizarla en los sectores medios y más vulnerables".

 

Según datos elaborados por la Secretaría de Energía, el 50% de los usuarios de mayores ingresos recibe el 60% de los subsidios a la energía eléctrica. El decil de mayores ingresos destina el 0,9% de sus ingresos al servicio eléctrico y un 2,2% al de gas: así, solo el 3% de sus ingresos va al pago de la luz y el gas, ya que el resto es subsidiado por el Estado Nacional.

 

"A este sector proponemos retirar gradualmente los subsidios, porque el pago del valor pleno de la tarifa no afectará su nivel de vida", explicó López Osornio. A la vez, indicó que un "criterio eficiente" para la segmentación es el geográfico, para asignarlos a zonas de alta densidad poblacional en la región del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

 

Hoy el Estado cubre más del 75% del costo del gas y de la electricidad que se incluyen en las facturas de los usuarios residenciales, de acuerdo con cifras oficiales.

 

A su turno, el gerente de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica (Adeera) Cladio Bulacio, señaló que esas empresas no han participado del proceso de segmentación, pero se mostró a favor de destinar los subsidios "a los sectores vulnerables".

 

El directivo consideró que el nuevo esquema debe ser el resultado de un "proceso gradual y previsible, tanto para usuarios como para empresas". También reclamó "tarifas justas y razonables", ya que congelarlas "impacta en la calidad del servicio".

Noticias relacionadas

Aumento de tarifas
Boletas de luz
Tarifas del gas