Martín Guzmán. Foto: NA.Martín Guzmán. Foto: NA.

El Gobierno y el Fondo Monetario Internacional terminan la primera revisión trimestral de metas cuyo cumplimiento habilitaría otros USD 4.000 millones de desembolsos del organismo, pero la inflación podría alterar los planes.

 

Economía planteó como un activo del programa acordado que el gasto público pueda aumentar en términos reales, contra la idea de “ajuste” que suelen contener los planes consensuados con el organismo internacional.

 

Tal como explica Mariano Boettner para el sitio Infobae, el gasto corriente tuvo un crecimiento real de 14,6 por ciento, mientras en ese mismo tramo los ingresos corrientes tuvieron un avance de apenas 2,9 por ciento. En el primer cuatrimestre del año, según la OPC, el déficit primario fue de 564.000 millones de pesos. De todas formas, como aclaración, no es un dato estrictamente comparable a la información oficial que publica la Secretaría de Hacienda.

 

Tal el marco conceptual de la “repriorización” que busca Economía: las metas principales no se modificarán, pero algunas medidas clave -como la caída del gasto en subsidios- se aplicarían con flexibilidad en el primer año de vigencia del acuerdo.

 

Otros puntos del gasto público se aceleraron en los primeros meses del año se deben al aumento del gasto social, en el contexto de una delicada situación laboral y de ingresos para millones de personas. Las partidas para el programa Potenciar Trabajo crecieron 70% en términos reales, hasta los $130.000 millones, las catalogadas como “política alimentaria” un 44% y las becas Progresar, un 263%, precisó la OPC y lo refleja en su nota Mariano Boettner para el sitio Infobae.

 

Esta semana se conocerá la información de Hacienda sobre el resultado fiscal de abril, lo que permitirá perfilar el cumplimiento de la segunda meta fiscal. “Esperamos ingresos creciendo al 80% anual, en línea con la recuperación de la recaudación y el aporte de las rentas de la propiedad a partir de contabilizar como ingreso por intereses la colocación de deuda sobre la par. Este último explicó casi 30% del aumento de los ingresos en marzo y estimamos un aporte en torno al 10% este mes. Del lado de los gastos, esperamos un crecimiento de 87% anual, lo que implica cierta aceleración respecto a la dinámica previa”, adelantó la consultora LCG.

 

Según establece el acuerdo, el objetivo de acumulación trimestral se podría modificar si no ingresa el financiamiento de organismos internacionales planificado para el segundo trimestre”, que estimó en USD 700 millones.

 

“En los próximos días se espera que el FMI readecúe sus proyecciones de inflación para el país, lo que actualiza el déficit fiscal nominal que puede alcanzar el gobierno, un respiro para atravesar una segunda mitad de año que estará signado por una desaceleración de la actividad y una inflación alta. Entre los dos efectos es el segundo el que más pondera para mejorar la situación fiscal”, consideró LCG.

Noticias relacionadas

Inflación
Acuerdo con FMI
Martín Guzmán