El Mosquito, periódico sátiro. Foto: Archivo General de la Nación.El Mosquito, periódico sátiro. Foto: Archivo General de la Nación.

El periodismo y la política han ido siempre de la mano a lo largo de la historia argentina: denuncias, proclamas, posicionar figuras que luego serían presidentes y hasta los tristemente ejemplos de diarios, revistas y semanarios que apoyaron golpes de estado. Lo cierto es que uno no sabe vivir sin el otro y en el inicio del camino encontramos a El Mosquito, un semanario que rompió estereotipos y puso contra la pared a reconocidos personajes históricos.

 

El Mosquito nació un 24 de mayo de 1863, siendo un periódico que -a diferencia de otros de su época- preponderaba las caricaturas por sobre el texto para enviar un mensaje o remarcar características de los políticos de la época.

 El Mosquito, periódico sátiro. Foto: Archivo General de la Nación.Una de las caricaturas de una edición de 1874. Foto: Archivo General de la Nación.

 

Publicado una vez por semana, constaba de 4 páginas impresas en papel diario que fue mutando. Al comienzo solo una tenía caricatura, luego las dos centrales y finalmente tres. Para 1867 se convirtió en aquel periódico "burlesco, noticioso y comercial" que le daría trascendencia.

 

La portada y la contratapa estaban destinadas a columnas de textos satíricos como "Los picotones" que comentaban de forma ácida las últimas informaciones sobre los hechos contemporáneos. A partir de 1880, la portada presentaba la "Galería contemporánea", retratos litográficos de eminentes personalidades de la sociedad argentina, o bien, vistosas caricaturas que buscaban impactar a los potenciales lectores.

El Mosquito, periódico sátiro. Foto: Archivo General de la Nación.El periódico y una burla al homenaje a Darwin durante la presidencia de Sarmiento. Foto: Archivo General de la Nación.

 

Entre sus ilustradores se destacaron los franceses Henri Meyer, Adam, Julio Monniot, el español Eduardo Sojo (Demócrito) y el argentino Carlos Clérice. Pero el más importante fue Henri Stein, un dibujante francés que llegó al país a sus 22 años y quien comenzó a trabajar en el periódico gracias a su amistad con Luciano Cloquet, uno de los encargados de la redacción de El Mosquito.

El Mosquito, periódico sátiro. Foto: Archivo General de la Nación.Una de las pocas páginas sin caricaturas que tenía la edición. Foto: Archivo General de la Nación.

 

Su primera publicación fue el 10 de mayo 1868: un retrato de él mismo preguntándose qué haría para hablar de la "feliz" situación en la que se encontraba el país, en plena Guerra del Paraguay. Para 1872, ya era el directo y dueño de El Mosquito.

 

El Mosquito, periódico sátiro. Foto: Archivo General de la Nación.Sarmiento y su ministro Tejedor siendo ridiculizados. Foto: Archivo General de la Nación.

 

Una anécdota de la época pinta de cuerpo entero la relación entre la política y los medios porque en 1874 el periódico estaba alineado a Adolfo Alsina y a los autonomistas; los allegados a Mitre, reconocido adversario y quien buscaba volver a la presidencia, le ofrecieron a Stein hacerse cargo del diario La Presidencia en busca de competir y llegar de manera masiva a la población. El francés aceptó y pasó a convertirse en un crítico de su propio diario bajo el seudónimo de Carlos Monet.

 

El hombre se justificó explicando que "no era argentino ni político, sino dibujante". De igual forma no pudo evitar las críticas de otros medios como Doña Mariquita que lo tildó de "anfibio" por vender “su lápiz y escoba lo mismo á una virgen que á una ramera de las musiqueras”.

El Mosquito, periódico sátiro. Foto: Archivo General de la Nación.Julio Argentino Roca junto al presidente Nicolás Avellaneda, refiriéndose a la denominada Campaña al Desierto. Foto: Archivo General de la Nación. 

 

En 1890, Stein decidió vender el título de El Mosquito a una sociedad anónima debido a su rechazo al radicalismo. Continuó realizando algunos grabados y administrando el periódico, pero con la salida de El Quijote, la competencia se volvió insostenible y decidió cerrarlo definitivamente el 16 de julio de 1893.

 

Tras 30 años, solamente interrumpidos por dos meses debido a la epidemia de fiebre amarilla en 1870, y 1580 ediciones supo convertirse en una nueva manera de hacer periodismo, utilizando novedosos recursos que pusieron incómodo a más de un político.

 

 

 

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends

Noticias relacionadas

Historia
Periodismo
Día del periodista
Diario 26
Yasmin Ali