Autos autónomos. Foto: Cruise
San Francisco es la primera ciudad en autorizar el funcionamiento de taxis sin conductor. Foto: Cruise.

El gobierno de California, Estados Unidos, autorizó a Cruise, la división de vehículos autónomos de General Motors, a funcionar como taxi, de esta forma se transformó en la primera empresa que ofrecerá viajes comerciales sin conductor. El servicio ya está disponible para operar en la ciudad de San Francisco, cuna de la innovación tecnológica en torno al Silicon Valley.

Así lo comunicó la Comisión de Usos Públicos de California (CPUC) esta semana, al anunciar que ha otorgado a la empresa Cruise la habilitación para comenzar a operar libremente, levantando el permiso a modo de prueba que estaba vigente desde este año.

Cruise es la compañía que trabaja en conjunto con General Motors para desarrollar la conducción autónoma del futuro. Sus primeros desarrollos se hicieron tomando como base el actual Chevrolet Bolt, un monovolumen eléctrico de segmento B sobre el cual la empresa instaló su tecnología de conducción autónoma que componen una serie de radares y cámaras que alimentan un sistema de inteligencia artificial para reconocimiento de obstáculos.

El sistema estaba funcionando en fase Beta, por lo que los viajes que las personas pudieron hacer desde febrero, después que los operarios y funcionarios de Cruise fueran los primeros en probarlo durante el mes de enero, siempre habían sido sin tarifa. Ahora es un sistema “autónomo, público y tarifado”, según ha dicho la empresa en un comunicado de prensa.

La primera flota de autos tipo taxi autónomos de Cruise está compuesta por 30 unidades, que además de poder recorrer cualquier parte de la ciudad, podrán hacerlo en una franja horaria abierta. Esas eran también algunas de las limitaciones que tenía el sistema en su “modo de prueba” anterior.

¿Cómo funciona?

Los autos autónomos estarán limitados a una velocidad máxima de 30 millas por hora (48 km/h) en el horario de 10 de la noche a 6 de la mañana y podrán circular por un área que evita el centro de la ciudad. No podrán tampoco andar por autopistas ni en momentos de niebla, lluvia o mucho humo, de acuerdo con la información del sitio Automotive News.

Si bien Waymo, de Alphabet (el holding dueño de Google), ya utiliza autos autónomos y viene cobrando por viajes en los suburbios de Phoenix desde 2018, el despliegue propuesto por Cruise en San Francisco, un área más densamente poblada, montañosa e impredecible, es considerado por los expertos en tecnología como un mayor desafío.

Noticias relacionadas

Autos
Estados Unidos
Tecnología