Termas Río Hondo. Foto: turismosantiago.gob.arTermas de Río Hondo. Foto: turismosantiago.gob.ar

El prestigio de las “aguas milagrosas” existe desde la época precolombina y se cree que los príncipes incas llegaban hasta aquí para aprovechar las virtudes de las aguas calientes y renovar energías.

La ciudad está ubicada en el corazón de una naturaleza árida y tranquila que completa a la perfección el descanso buscado en una terapia termal. 

Es una “ciudad spa” porque está asentada sobre una cuenca de 14 napas mesotermales en un radio de 15 kilómetros, con temperaturas que van de 30 a 65 grados centígrados. 

¡Hasta el agua corriente que brota de los grifos de cada casa de familia es agua termal!

Por la abundancia extraordinaria del recurso y sus propiedades terapéuticas, está en el ranking de las más grandes ciudades de agua del mundo.

Según los especialistas, los tratamientos con aguas termales calman las afecciones reumáticas, cardiovasculares, la arteriosclerosis, las alteraciones del sistema muscular y articular, y funcionan como fuente de energía anti estrés.

La posibilidad de tomar baños en todos los sitios de alojamiento, privilegian la intimidad, la higiene y el distanciamiento, valores que tras la pandemia han cobrado muchísima importancia a la hora de decidir.

Las Termas de Río Hondo son un buen lugar para dejar de lado todos los problemas y centrarnos en nosotros mismos

Río Hondo: termas y mucho más

Pocos recuerdan que la villa fue reubicada a 21 kilómetros, cuando su sitio primitivo fue cubierto por las aguas del lago artificial que surgió en 1996 como consecuencia de la construcción del Dique Frontal. 

La ciudad ofrece complementar la estadía de relax con la posibilidad de realizar paseos por centros culturales, compras en ferias y paseos, museos, salas de teatro, restaurantes y por las noches son imperdibles las peñas, festivales y uno de los casinos más grandes del norte argentino. 

Entre las propuestas deportivas se encuentran la práctica de golf, las carreras de autos y la pesca. 

Comprar artesanías, entre las que se destaca la cestería como rasgo distintivo de la idiosincrasia local, es una forma de promover la economía regional de los residentes. 

Termas Río Hondo. Foto: turismosantiago.gob.arRío Hondo. Foto: turismosantiago.gob.ar

Cinco actividades para tentarse en Río Hondo

Dique Frontal: es una obra de gran envergadura digna de ser recorrida. En el lago, con playas y sectores de acampe, se practican deportes con la motonáutica, esquí acuático y remo. Los amantes de la pesca encuentran dorados, bogas, bagres, tarariras, sábalos, pejerreyes.

Costanera: bordeando al río Dulce por siete kilómetros, el paseo cuenta con cuatro nodos de servicios, y confiterías. En todo su trazado, las palmeras le dan un toque paradisíaco al lugar.

Museo del Automóvil: moderno museo ubicado en el predio del Autódromo. Exhibe una importante muestra de vehículos de colección, algunos de los cuales son de los museos Fangio, La Plata y Arturo Scalise y atesora la mayor cantidad de motos antiguas.

Termas Río Hondo. Foto: turismosantiago.gob.arMuseo del Automóvil. Termas de Río Hondo. Foto: turismosantiago.gob.ar

Parque Güemes: cercano al centro histórico, es el pulmón verde de Las Termas. Allí, rodeados de centenares de especies de árboles diferentes y coloridos, los visitantes pueden visitar decenas de establecimientos con ofertas de cultura, salud y recreación. 

El Casino: el casino de Termas de Río Hondo es una de las instituciones tradicionales más acendradas de la provincia. Además de sus características salas de máquinas tragamonedas, bingo o juego, el casino cuenta con restaurantes, confiterías, salas de arte y sala de juego VIP. 

 

Noticias relacionadas

Turismo
Santiago del Estero