Evo Morales, NAEvo Morales, NA.

La pelea de Evo Morales y el gobierno del presidente Luis Arce puso al oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) al borde de la ruptura. 

Morales mantiene un durísimo enfrentamiento con el vicepresidente David Choquehuanca, por la candidatura presidencial del 2025 y el partido pasa por su peor momento.

En medio de la interna, Morales convocó a un plenario para evaluar la gestión del presidente Arce y sus ministros; hablar de la presencia de posibles "infiltrados" y analizar las denuncias contra el vicepresidente Choquehuanca.

El encuentro se llevará adelante este miércoles en Sacaba, Cochabamba, con dirigentes políticos de los nueve departamentos. La convocatoria de Evo se lanzó luego de confirmar una reunión con Arce dos días antes donde revisará los detalles de la gestión de su delfín.

"Vamos a hacer un análisis y una evaluación de nuestro Gobierno y también de nuestros ministros y de muchos funcionarios porque hay muchas denuncias que están corriendo en varias partes", afirmó el vicepresidente del partido, Gerardo García.

"Se nos rompe el MAS. Está muy grave, no sabemos cómo salvarlo", expresó un importante dirigente del MAS al medio La Política Online.

"Estamos en un situación sumamente delicada. No sé si llega a ser un punto de inflexión pero se vienen fechas importantes el 20 y el 22. Evo llama al ampliado nacional para meter presión a la reunión del 20. Arce mostró fuerza pateando el encuentro con Evo a dos semanas y en respuesta a eso, Evo convocó la del 22 para que no sea un saludo a la bandera. Lo del 22 dependerá de lo que se hable el 20", añadió la fuente al mismo medio.

"Hay una separación real y el debate es quién ocupa la silla en la próxima elección", expresó.

La principal interna es con el vicepresidente David Choquehuanca, quien está armando su fuerza propia: "David disfraza su estructura bajo el discurso de la pachamama y el retorno del aymara. No queda claro que si será candidato a presidente porque también está posicionado a Eva Copa, como su candidata dentro o fuera del MAS, para eventual dupla e inclusive como presidenta del MAS", añadió la fuente.

Eva Copa fue calificada de traidora por el núcleo duro de Evo luego de aceptar ser presidente del Senado en tiempos de Jeanine Añez.

En el caso de Luis Arce, otra fuente del sector de Evo afirmó al mismo medio que el Presidente "está muy subido a la gestión, no es político, siempre fue así, pero está rodeado de personas peligrosas que quieren salvarse". 

Uno de los apuntados es el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo. "Castillo propone polarizar con la derecha de Camacho y con Evo", dijo la fuente que agregó que Castillo "no descansará hasta que se vaya. Es quien divide al MAS cuando califica a Evo de narcotraficante. Del Castillo es parecido al presidente del El Salvador, Nayib Bukele, autoritario, perseguidor, poderoso cercano a la policía, el que despolitiza y gestó una alianza con los medios de derecha contra Evo".

"No miden la capacidad de supervivencia política de Evo, el seguirá vigente siempre. Lo posicionan como líder histórico como para ponerlo en un museo y sin juego y no lo va a aceptar", advirtió.

"No existe el MAS sin Evo y eso será así por los próximos 20 años. Tiene la capacidad de generar cohesión social que no tiene David más allá de su fuerza social importante, pero al mismo tiempo no existe MAS sin un gobierno de Arce exitoso, nadie va a sabotear al gobierno", finalizó.

Noticias relacionadas

Evo Morales
Bolivia
Luis Arce