Independiente, Copa Argentina. Foto: NA.Independiente, Copa Argentina. Foto: NA.

Independiente fue paciente y finalmente se clasificó a los octavos de final de la Copa Argentina al vencer a Atlético Tucumán por 1 a 0, en un encuentro disputado esta noche en la ciudad de San Salvador de Jujuy.

El único gol del partido lo marcó el ecuatoriano Juan Cazares, a los 32 minutos del segundo tiempo, cuando el equipo tucumano ya jugaba con diez hombres, por la expulsión de Nicolás Thaller.

En la próxima instancia, Independiente se enfrentará a Vélez, probablemente en el mes de agosto.

Recién en el tramo final Independiente pudo doblegar a Atlético Tucumán, que jugó de igual, hasta que quedó en inferioridad numérica y prácticamente renunció a cualquier intento ofensivo.

Durante la primera etapa el partido fue parejo, aunque Independiente trató de ser un poco más audaz, ya que se paró en campo y trató de desequilibrar. Estuvo cerca apenas iniciadas las acciones, con un tiro libre de Fernández, que sacó Lampe al córner.

A partir de ahí, el equipo rojo siguió buscando, con el empuje de Poblete y el peso ofensivo de Benegas y Fernández, siempre peligroso para la defensa rival.

Sin embargo, Atlético Tucumán inquietó cuando pudo salir, con un zurdazo de Pereyra, que se fue cerca, pero otra vez Independiente tomó el control del partido, aunque le faltaba profundidad, y solamente amenazaba con alguna pelota parada.

Sobre el epílogo de la primera parte, Maestro Puch tuvo la más clara para el elenco tucumano, se fue solo por la izquierda, pero el uruguayo Sosa empezaba a edificar una gran actuación, y tapó el remate.

 

 

 

Segundo tiempo

Parecía que la segunda etapa iba por el mismo carril, hasta que se fue expulsado Thaller -por un codazo- y cambió el trámite: Atlético Tucumán se replegó y apostó la única ficha que le quedaba al contragolpe.

Con el campo a su favor y la tenencia del balón, Independiente empezó a buscar con paciencia los espacios para vulnerar a una defensa cada vez más cerrada. Domínguez puso al ecuatoriano Cazares y más gente en ataque, lo cual sería decisivo para resolver el pleito.

A pesar de esa postura, Independiente se descuidó en un par de ocasiones y casi lo paga caro, pero apareció otra vez Sosa para tapar un tiro de Isnaldo y otro de Ruíz Rodríguez.

En el último cuarto de hora Independiente presionó, se adelantó y fue decididamente en busca del desnivel, primero avisó con un cabezazo de Benegas, y enseguida apareció en escena Cazares, quien remató desde afuera del área y puso la pelota contra el palo izquierdo de Lampe.

Fue el premio para el equipo que más buscó, y si bien no mostró un rendimiento brillante al menos tuvo la actitud de pelear siempre por el triunfo, que llegó cuando la definición por penales parecía la vía definitoria.

Noticias relacionadas

Copa Argentina
Independiente (CAI)
Atlético Tucumán