Corte Suprema Estados Unidos. Foto: EFE.Manifestantes se reúnen frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos. Foto: EFE.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos anuló este viernes la protección del derecho al aborto vigente desde 1973, esta decisión histórica permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo.El fallo señala que la Constitución “no otorga” este derecho y devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto al “pueblo” y sus “representantes electos”.

Nueve estados de los 50 que conforman Estados Unidos prohibieron la interrupción del embarazo este mismo viernes nada más conocerse la decisión del Tribunal Supremo de anular la protección del derecho al aborto, mientras otros estados podrían hacerlo en el corto plazo.

Los estados que ya han prohibido el aborto son: Alabama, Arkansas, Kentucky, Luisiana, Misuri, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah y Wisconsin. Todos habían aprobado con anterioridad unas leyes destinadas a prohibir el aborto y entraron en vigor tan pronto como se hizo pública la decisión del Tribunal Supremo, según el Instituto Guttmacher, dedicado a la investigación de derechos reproductivos.

La situación de cada estado

Estados con prohibición del aborto que entrará en vigor inmediatamente o en el plazo de un mes: Idaho, Utah, Wyoming, Dakota del Norte, Dakota del Sur (SD, prohibió este viernes), Texas, Oklahoma, Misuri, Arkansa, Luisiana (prohibió este viernes), Kentucky (prohibió este viernes, Tennessee, Misisipi y Montana. 

Estados que probablemente prohíban el aborto en semanas o meses: Iowa, Indiana, Ohio, Virginia Occidental, Alabama, Georgia y Carolina del Sur.

Estados donde no se sabe si el derecho será protegido: Arizona, Nebraska, Kansas, Wisconsin, Michigan, Pensilvania, Virginia, Carolina del Norte y Florida.

Estados en los que es probable que el aborto siga estando permitido: Washington, Oregón , California, Nevada, Alaska, Minnesota, Colorado, Nuevo México, Hawaii, Illinois, Nueva York, Vermont, Maine, Massachussets, Nueva Hampshire , Rhode Island, Nueva Jersey, Delawar, Maryland y Distrito de Columbia.

La organización Planned Parenthood, que cuenta con la mayor red de clínicas de salud reproductiva de Estados Unidos, y el Instituto Guttmacher han advertido que en total 23 estados prohibirán con rapidez el aborto.

Los estados de Arkansas, Idaho, Misisipi, Misuri, Dakota del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah y Wyoming habían aprobado las llamadas "leyes resorte" con el objetivo de que entraran en vigor inmediatamente o pasados unos días tras la sentencia del Supremo.En el caso de Idaho, Tennnessee y Texas, la prohibición a la interrupción del embarazo no entrará en vigor hasta dentro de 30 días.

Otros estados, como Arizona, Georgia, Iowa y Michigan, tienen restricciones preparadas que podrían entrar en vigor pronto. En estos momentos, solo 16 estados (California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Oregon, Vermont, Rhode Island y Washington), así como el Distrito de Columbia, han adoptado leyes que refuerzan la protección del derecho al aborto.

La situación de las mujeres

En total, al menos 36 millones de mujeres en edad reproductiva podrían perder el acceso al aborto según Planned Parenthood, que calificó la decisión de "devastadora" sobre todo para las personas más vulnerables de la sociedad como "las comunidades negras, latinas e indígenas, las personas con discapacidades, las que viven en áreas rurales, jóvenes, inmigrantes y quienes tienen dificultades financieras".

El gobernador de Texas, Greg Abbott, reaccionó en Twitter tan pronto como se conoció el fallo que revoca la sentencia "Roe contra Wade" que en 1973 legalizó la interrupción del aborto en todo Estados Unidos.Abbott afirmó que "Texas es un estado a favor de la vida" y que siempre luchará "para salvar todos los niños de la devastación del aborto".

El gobernador de Texas valoró como correcta la decisión del Tribunal Supremo que permite a cada estado decidir sobre el aborto. La mayoría conservadora del Tribunal Supremo de Estados Unidos falló a favor de derogar "Roe contra Wade" al considerar que el aborto no está protegido por la constitución estadounidense. También tumbó "Planned Parenthood contra Casey", otro fallo de 1992 que reafirmaba el derecho a abortar aunque permitía a los estados regular sobre el proceso.

Noticias relacionadas

Aborto
Corte Suprema de Estados Unidos
Fallo judicial