Ricardo Capparelli, de 77 años, fue asaltado tras una cena en la localidad de Nerja. Foto: NA.Ricardo Capparelli, de 77 años, fue asaltado tras una cena en la localidad de Nerja. Foto: NA.

El marplatense Ricardo Capparelli de 77 años murió en la localidad española de Nerja donde se encontraba de vacaciones luego de sufrir un asalto y recibir una paliza de los ladrones que lograron escapar sin dejar rastro.

Al momento, el hecho está siendo investigado por la Guardia Española de Granada.

Asimismo, la autopsia determinó que Capparelli tenía 12 costillas fisuradas o fracturadas, hemitórax y una hemorragia interna por haberse visto lesionado el hígado.

El abogado penalista e hijo de la víctima fatal, Facundo Capparelli, dijo al medio marplatense La Capital que a su padre “lo asaltaron, le robaron algunas de las cosas que llevaba encima y lo golpearon. No nos quiso contar nada a mí y a mi hermana, que estábamos en Argentina, pero luego empezó a sentirse mal. Estoy con trámites judiciales, consulares, notariales, médicos y solo ansío volver con él para despedirlo como se merece”.

Al momento, Facundo y su hermana Sole se encuentran en España a la espera de novedades del Juzgado de Instrucción N°6 de Granada, aunque todavía no llegó a un avance significativo en el propósito de conocer más detalles de cómo ocurrieron los hechos y de identificar a los autores.

 

Un viaje fatal

El viaje de Ricardo Capparelli se había iniciado el 14 de junio, fecha de su cumpleaños, y fue organizado por su hija, para que disfrutara de una recorrida que tenía soñada y que había postergado.

Luego de unos días de paseo por distintos puntos turísticos de España, el 17 de junio Ricardo llegó a Nerja y se alojó en el hotel Paraíso del MarEsa noche fue asaltado, golpeado y condenado a una muerte progresiva y abrupta. De lo sucedido habló recién a la mañana siguiente con el conserje, cuando le dijo que había estado dos horas inconsciente en el suelo hasta que se recuperó, según dijo, y así pudo volver al hotel.

Pese a los dolores, Capparelli viajó 95 kilómetros hasta llegar a Granada, donde tomó un apartamento. En ese lugar le refirió a un vecino algunos detalles de lo sucedido.

Durante la tarde del 18 de junio, dolorido, pero aún sin haber mencionado lo ocurrido a sus hijos, se sumó a una excursión por la Alhambra.

El calor y los continuos dolores lo obligaron a pedir ayuda al guía, quien llamó a la Cruz Roja y fue trasladado al Hospital Clínico Universitario San Cecilio.

Para no preocupar a sus hijos, como solía hacer, minimizó lo que le había sucedido al ser consultado y dijo que no era nada, que se había caído en un pozo.

“Mi viejo siempre fue así, muy protector nuestro y no quiso que nos llegara la información de una golpiza hasta recuperarse”, expresó al mismo medio su otra hija, Sole Capparelli.

“Cuando llegamos con mi hermano yo me ocupé de tratar de reconstruir lo que hizo mi papá esa noche, a dónde fue a cenar, por donde estuvo. La policía de acá nos dice que está investigando, pero no hay ninguna novedad. Yo misma pedí cámaras de seguridad y estamos esperando algún dato”, comentó Sole al mismo medio, desde España.

Ambos hermanos están abocados a la investigación acerca de la muerte de su papá. Facundo, por sus mayores conocimientos legales, está encargado de toda la tramitación para poder viajar a Mar del Plata de regreso, mientras que Sole tiene el objetivo de seguir de cerca la investigación y hablar con los medios periodísticos para que el caso sea tomado en serio por la policía.

Noticias relacionadas

Empresario
Muerte
España