Vladimir Potanin, segundo hombre más rico de Rusia. Foto: EFE.Vladimir Potanin, segundo hombre más rico de Rusia. Foto: EFE.

El Gobierno del Reino Unido anunció nuevas sanciones que afectan directamente al círculo íntimo del presidente ruso, Vladimir Putin, al congelar activos financieros y prohibir el ingreso de empresarios rusos en respuesta a la invasión de Ucrania.

Entre los sancionados se encuentra Vladimir Potanin, el segundo hombre más rico de Rusia y propietario del importante conglomerado Interros, que incluye empresas de rubros como la energía, la alimentación, medios de comunicación, minería y metalurgia.

El Reino Unido dijo que Potanin continúa acumulando riqueza mientras apoya al Gobierno de Putin, adquiriendo las empresas Rosbank y acciones en Tinkoff Bank en el período transcurrido desde la invasión rusa de Ucrania.

El Gobierno británico también sancionó a Anna Tsivileva, prima hermana de Putin y presidenta de una importante empresa rusa.

El esposo de Tsivileva, Sergey Tsivilev, es gobernador de la región de Kemerovo, rica en carbón, y la pareja se benefició significativamente de su relación con Putin, según Londres.

"Mientras Putin continúe con su ataque abominable contra Ucrania, utilizaremos las sanciones para debilitar la maquinaria de guerra rusa. Las sanciones de hoy muestran que nada ni nadie está fuera de la mesa, incluido el círculo íntimo de Putin", dijo un portavoz del Gobierno británico en un comunicado.

Señaló que el Gobierno del Reino Unido también está actuando junto con aliados internacionales para introducir nuevas medidas que evitarán que Rusia acceda a los servicios fiduciarios del Reino Unido.

"Estos servicios, que permiten a una persona o empresa administrar los activos de otra, son otro elemento importante del sector de servicios financieros de clase mundial del Reino Unido que Rusia ya no podrá utilizar", explicó.

 

Vladimir Potanin, segundo hombre más rico de Rusia. Foto: EFE.Vladimir Potanin, segundo hombre más rico de Rusia. Foto: EFE.

 

Historial de sanción

El Reino Unido ha sancionado a más de 1.000 personas y más de 120 empresas desde la invasión rusa de Ucrania.

Tres cuartas partes de las empresas extranjeras han reducido sus operaciones en Rusia, y casi una cuarta parte de ellas se ha retirado por completo.

Las importaciones rusas han caído más del 40% desde la invasión y es probable que las reservas de componentes de fabricación importados vitales se agoten en los próximos tres a seis meses.

A su vez, la producción de automóviles también se redujo en un 60%, y el propio Ministro de Transporte de Rusia admitió que la infraestructura logística de Rusia ahora está "rota" como resultado de las sanciones.

Noticias relacionadas

Conflicto Rusia-Ucrania
Vladimir Potanin
Sanción