Operativo por ataque de Operativo por ataque de "viudas negras". Foto: NA.

Un empresario de Oberá, en la provincia de Misiones, denunció que dos mujeres le robaron 700.000 dólares y un millón de pesos que tenía guardados en la caja fuerte de su casa de la ciudad misionera de Oberá y el asalto fue presenciado por su hija, una nena de ocho años.

De acuerdo a lo que informaron los medios locales, la víctima, de 69 años, se dedica a los negocios inmobiliarios y reveló que gran parte del dinero correspondía a la venta de un campo en la provincia de Corrientes, por lo cual la Policía intenta establecer si hubo algún entregador.

Además del dinero en efectivo, la mujer y una cómplice, quien ingresó a la casa cuando el hombre se quedó profundamente dormido a causa de un somnífero, se llevaron una pistola marca Bersa, dos teléfonos celulares y el sistema de registro de las cámaras de seguridad de la casa.

El hecho sucedió en la madrugada del sábado, pero trascendió en las últimas horas cuando efectivos policiales de la Comisaría Seccional Cuarta (Unidad Regional II) tomaron conocimiento del robo tras el llamado del empresario, quien relató que la semana pasada había entablado contacto con una joven a través de las redes sociales y decidió invitarla a su casa para compartir algunas bebidas.

La mujer dijo llamarse Jazmín Fernández, pero ese no sería su nombre real y se trataría de una joven que ya tiene un antecedente por un robo en la modalidad “viuda negra”.

 

Los hechos

Cerca de la una de la madrugada y después de tomar una cerveza, el hombre se quedó profundamente dormido y, a partir de allí, la reconstrucción del hecho se logró a través del relato de la hija de la víctima, quien contó que la mujer hizo entrar a otra a la vivienda y ambas comenzaron a revisar la casa después de inmovilizarla.

Las mujeres habrían utilizando una llave que encontraron en el vehículo de la víctima para así poder abrir su caja fuerte y sustraer la multimillonaria cifra, distribuida en billetes de distinto valor y numeración.

Se indicó que los efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Regional II de Oberá comenzaron a trabajar en el caso, lograron identificar a dos sospechosas con residencia en la localidad de Santo Pipó y, mediante exhortos enviados al Juzgado de Instrucción Dos de Jardín América, a cargo del magistrado Roberto Sena, el fin de semana se llevaron adelante varios allanamientos en viviendas vinculadas a las sospechosas, aunque, hasta el momento, no hubo novedades del botín.

Ambas jóvenes fueron notificadas de la instrucción de una causa penal en sus contra, pero continúan en libertad mientras avanza la investigación.

Noticias relacionadas

Viudas negras
Estafa