Ushuaia ciudad - Foto JberardEl “Fin del Mundo” está a solo 1.000 kilómetros de la Antártida, se llama Ushuaia y es bien argentina. Foto: JB.

 

Aunque sea una vez en la vida, hay que sentir lo que solamente se siente al llegar a la ciudad más austral del mundo, en cualquier época del año.

El océano inmenso, las islas, el canal de Beagle, el final de los Andes, glaciares, lagos y ríos, lagunas escondidas, estancias y centros de esquí, reservas de pingüinos, el faro del Fin del Mundo, la cárcel del Fin del Mundo, gastronomía y parques nacionales, hacen un combo perfecto.

Aunque el turismo no se recompone del todo tras la pandemia, la incorporación de vuelos regulares entre San Pablo, Brasil, y Ushuaia, colaboró en que la ciudad haya trabajado con una ocupación promedio del 85% en el último invierno.

Ushuaia es un destino para todo el año y para todos los argentinos. 

 

La temporada de nieve más extensa del hemisferio sur

Si creías que desde agosto comienzan a limitarse las opciones para aprender a esquiar, Ushuaia es la mejor opción, porque la temporada se extiende hasta octubre en sus ocho centros invernales imperdibles.

El Cerro Castor es el más famoso, pero hay otros entre glaciares y lagunas naturales congeladas donde se puede practicar patinaje sobre hielo.

Cerro Castor Ushuaia Foto: J.BerardCerro Castor, Ushuaia. Foto. J.B.

 

Pero en invierno no todo es esquiar, una actividad además no apta para cualquier bolsillo. También trasladarse en trineos tirados por perros, caminar con raquetas de nieve o participar de fogones nocturnos bajo el cielo más austral, no tiene parangón.

 

Historias para estremecerse 

En Ushuaia funcionó una famosa cárcel, a la que llegaban los criminales más violentos y muchos presos políticos. Convertida en un complejo museístico de nivel internacional para visitar, se escuchan historias impactantes.

La Cárcel del Fin del Mundo albergó a célebres malditos, como el terrible asesino serial de niños Cayetano Santos Godino, “El Petiso Orejudo”. También estuvo Simón Radowitzky, anarquista ruso condenado por la muerte del jefe de policía Ramón Falcón, que había dirigido la represión y muerte de obreros. 

La galería temática “Pequeña Historia Fueguina” podría ser considerado el mejor museo de cera del país, donde la historia está contada “en tamaño real”.

Son tan espléndidas las figuras y las escenas que recrean la historia antigua de la isla, que parece que hubiera sido posible viajar en el tiempo para ver en primera persona cómo vivían los pueblos originarios del sur y muchos otros secretos de la Tierra del Fuego.

La historia de Yámanas, Selknam y Haush, los inicios de Ushuaia tras la construcción del presidio, y las aventuras marítimas de los siglos XIX y XX, representadas en personajes como Fitz Roy, el capitán Beagle y Ernest Shackleton, a cargo de las primeras expediciones antárticas. 

 Tierra del Fuego Estancia FOTO gentileza Turismo NaciónEstancia Tierra del Fuego. Foto: gentileza Turismo Nación.

 

Ushuaia, el país de las narices rojas

El aire antártico se siente en la cara aun en días de sol y teniendo el mejor abrigo. Es una experiencia exquisita sentirlo. También es divertido si vas en grupo, en pareja o en familia ver cómo los compañeros lucen sus brillantes narices rojas sobre enormes sonrisas.

Faro Ushuaia Foto gentileza Turismo NaciónUshuaia. Faro del Fin del Mundo. Foto: gentileza Turismo Nación

Sonreír y abrir la boca de asombro es inevitable en Ushuaia al navegar, al hacer trekking, al llegar hasta el famoso faro, conocer las estancias, o recorrer un buen trecho en el Tren del Fin del Mundo.

 Ahora sí, ¡a emprender el viaje a la ciudad más austral del mundo!

Noticias relacionadas

Turismo
Escapadas
Ushuaia
Vacaciones
Vacaciones de invierno