Lewis Hamilton, Fórmula 1. Foto: NA.Lewis Hamilton, Fórmula 1. Foto: NA.

Las alarmas en el mundo de la Fórmula 1 se encendieron luego de que Toto Wolff, dueño de la Scuderia Mercedes, se mostró preocupado por la salud de Lewis Hamilton, de quien aseguró que podría sufrir "daño cerebral".

Wolff consideró que el piloto británico es propenso al daño cerebral debido al porpoising, ese efecto de rebote que experimenta el auto de Fórmula 1 al circular a gran velocidad, como consecuencia del aumento de carga aerodinámica que empuja al mismo hacia el suelo. Además, al producirse un cambio de presión o cuando toca el suelo, el flujo se corta y se pierde esa carga aerodinámica que hace que se levante la parte delantera del monoplaza.

Ante este panorama, la acción produce un violento rebote del auto contra el asfalto, que afecta la columna vertebral de los pilotos y hasta les complica tanto la visibilidad de los espejos retrovisores como el control del propio monoplaza.

"Todavía creo que la FIA y todos nosotros debemos hacer algo al respecto. Frecuencias de 1 a 1 hertz que duran unos minutos pueden causar daño cerebral. Tenemos de 6 a 7 hertz durante varias horas", explicó Wolff.

Este efecto ha disminuido en las últimas semanas gracias a pistas más suaves en Canadá, Gran Bretaña, Austria, Francia y Hungría, algo que favoreció a Hamilton que logró cinco podios consecutivos.

Lewis Hamilton, Fórmula 1. Foto: EFE.Lewis Hamilton, Fórmula 1. Foto: EFE.

 

Verstappen toma la delantera

El piloto de Red Bull Max Verstappen se quedó con el Gran Premio de Hungría y se distanció de sus perseguidores en el campeonato de la Fórmula 1, donde le sacó 80 puntos de ventaja a Charles Leclerc, de Ferrari, que terminó en el sexto lugar.

 

Verstappen partió décimo en la largada pero dio una muestra de estrategia y se llevó con contundencia la carrera, en la que completaron el podio Lewis Hamilton y George Russell (ambos de Mercedes), que comenzó desde la pole position.

"Esperaba poder acercarme al podio, pero hemos tenido una estrategia muy buena, hemos sido muy reactivos. Incluso con el 360, ganamos la carrera. Estuve luchando con muchos chicos, fue muy divertido. Ha sido una carrera loca, muy feliz de haberla ganado", expresó el vencedor, que también se recuperó de un trompo durante la competencia.

 

 

Habló Hamilton

Hamilton, por su parte, señaló: "Al principio me costó mucho, pero poco a poco me fui sintiendo más cómodo con el equilibrio. He empezado muy bien. Los otros chicos tienen ventaja, pero la estamos recortando claramente, espero que podamos aportar algo más en la segunda mitad de la temporada y empezar a luchar con ellos".

Noticias relacionadas

Fórmula 1
Lewis Hamilton