El dramático hecho ocurrió ayer cuando la profesional, angustiada por el estado de salud de un paciente intentó quitarse ingiriendo pastillas somníferas y veneno para matar ratas en su casa de la vecina localidad de Berisso.

Vecinos de la profesional alertaron a la policía y de inmediato una ambulancia del Hospital Naval trasladó a la víctima al policlínico San Martín, donde se le brindó las primeras
asistencias.

Cabe destacar, que afortunadamente la víctima se encuentra fuera de peligro.

Noticias relacionadas

La causa caratulada como "tentativa de suicidio" es investigada ahora por las autoridades judiciales en turno.