...Indoamericano con árboles autóctonos que representan diversos grupos de desaparecidos en la última dictadura militar argentina, contará a partir de mayo con nuevas especies y placas en memoria de las víctimas.

El acto -organizado por la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina y la Fundación Memoria Abierta- se realizará el sábado 5 de mayo a partir de las 11 en ese parque de Villa Lugano, el segundo más grande de la ciudad de Buenos Aires. En este espacio, creado para la comunidad y pensado en homenaje a los 30.000 desaparecidos del proceso militar que fue desde 1976 a 1983, se incorporarán placas conmemorativas de cuatro nuevos grupos.

Se trata de dos pares de montes, forestados con árboles de cuatro variedades que representarán a los desaparecidos de origen europeo; de las Facultades de Ingeniería, Arquitectura y Ciencias Económicas; de la Federación Judicial Argentina; y escritores y
periodistas desaparecidos.

El parque ya cuenta con ocho montes forestados con el mismo número de especies, en memoria de los desaparecidos de los colegios Carlos Pellegrini y Nacional Buenos Aires, de las comunidades bolivianas y judía; de astilleros Astarsa, automotriz Mercedes Benz y vecinos de las villas Lugano, Soldati y Celina.

En abril de 2006 se inauguró el Paseo de los Derechos Humanos con la plantación del primero de los 400 árboles que integrarán el circuito en memoria de las víctimas de la última dictadura en el país.

Cada uno de esos 20 montes tiene una especie diferente de árboles que honra a un colectivo distinto de desaparecidos. El Paseo de los DDHH abarca siete de las más de 100 hectáreas del Parque Indoamericano, enclavado entre las avenidas Escalada y Castañares, la autopista Cámpora y las vías del ferrocarril Metropolitano de los barrios de Villa Lugano y Villa Soldati.

Los montes, la plaza de reflexión y caminos que conectan cada sector del paseo fueron financiados -con más de dos millones de pesos- por la Secretaría de Medio Ambiente porteña, a partir de una propuesta surgida de grupos de DD.HH. y unas 80 organizaciones
vecinales. Aún quedan pendientes de realizar un anfiteatro, una área deportiva, senderos aeróbicos y bicisendas, patios de juegos infantiles, baños públicos, bares y estacionamiento. (Télam)