Irene Hurtig, la hermanastra de María Marta García Belsunce, acusó al fiscal del juicio oral Diego Molina Pico de haber formulado "acusaciones injustas y terriblemente graves" en su contra en los medios de comunicación.

Durante su testimonio en el juicio que se le sigue a Carlos Carrascosa en los Tribunales de San Isidro por el crimen de María Marta, Hurtig dijo que a raíz de esas acusaciones se vio "obligada a buscar pruebas para defenderse".

El fiscal Molina Pico había asegurado que con la declaración en el juicio de algunos testigos se puede suponer que Irene Hurtig estaba en la escena del crimen cuando se produjo el ataque a María Marta.

"Había un doble discurso en el fiscal (Molina Pico). Empecé a recibir todo tipo de acusaciones muy graves sobre mi intervención en semejante barbaridad como matar a mi hermana", explicó la mujer respecto a las declaraciones públicas del fiscal, de quien dijo

Noticias relacionadas

que "sembró sospechas" sobre su persona. Además, aclaró: "Sufrí embates injustos y terriblemente graves que se pusieron en mi persona".

Por otra parte, la mujer, quien no está vinculada al caso, dijo que mantenía una relación "normal" con su hermanastra y que eran "muy unidas".

Hurtig aseguró además que creyó que la muerte de la socióloga se había producido por un accidente doméstico porque se lo dijo el primer médico, Juan Ramón Gauvry Gordon, que llegó al lugar para asistir a la víctima.

Irene, además, dio detalles sobre el desarrollo del velatorio de María Marta que se desarrolló en la misma escena del crimen y lloró ante el tribunal y el público, al igual que Carrascosa.

La hermanastra de María Marta negó que en el velatorio no hubiera "un clima de dolor" y relató, con lágrimas en los ojos, el momento en el que le tuvo que contar a sus hijos que la socióloga había muerto. (Télam).-