Dervaux quería hacer una parodia de las promesas de los políticos que se presentan a las elecciones del 10 de junio posando desnuda mientras ofrecía 400.000 empleos, pero tras recibir cientos de peticiones sexuales decidió cambiar la oferta de trabajos por la de sexo.
La joven, que se desplazará a cualquier país, calcula que tardará 500 días en cumplir su promesa, a 80 felaciones por jornada.

Los ganadores deberán ser mayores de edad y llevar preservativos. En ningún caso pueden grabar o realizar fotografías de la sesión, y la duración máxima será de cinco minutos.

La belga ofrece la posibilidad de realizar los trabajos sexuales de forma virtual a través de Second Life a todos aquellos que sean tímidos, estén casados o sean mujeres.