Federico Ravina, abogado de Fernando Carrera, acusado de atropellar y matar a tres peatones en el barrio porteño de Nueva Pompeya durante una persecución y tiroteo con la policía, en 2005, dijo que su asistido es "una víctima más de la masacre", por lo que pidió su absolución.

Fuentes judiciales informaron que en su alegato ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) porteño 14, el defensor también reclamó que se investigue a los policías de la comisarías 34 y 36 por su presunta responsabilidad en los hechos.

El fiscal Clorindo Mendieta pidió 30 años de cárcel para Carrera. La solicitud fue realizada en su alegato ante el Tribunal.