El abogado de la ex ministra de Economía Felisa Miceli afirmó hoy que no existen pruebas "directas" que comprometan a su defendida y subrayó que el dinero encontrado en el Palacio de Hacienda estaba destinado "a una operación inmobiliaria".

"La plata existió, era de ella, e iba a ser utilizada para una operación inmobiliaria", aseguró el abogado Carlos Cruz. A su vez, señaló que no existen elementos "probados" que comprometan a la ex ministra en el marco de la investigación por el hallazgo de una bolsa con unos 200 mil pesos dentro de su despacho, que determinó su salida del Gobierno.

Mientras prepara la declaración de la ex funcionaria, el abogado indicó que las acusaciones contra Miceli podrían corresponder a un "armado" en "épocas de conmoción política".

Noticias relacionadas

"Cuando uno sigue la estadística judicial, principalmente en épocas de conmoción política, se arman causas, se fabrican causas, por vindictas públicas o privadas", advirtió Cruz. Agregó que "con el tiempo" esas épocas concluyen, pero la persona sospechada "queda afectada, imputada".

"Estas causas se inician, se estigmatiza a la acusada en los medios, y dos o tres años después termina sobreseída. Después, en el mejor de los casos los medios de comunicación le piden disculpas", sostuvo el abogado de la ex ministra.

El letrado insistió en que no existen "certezas" que impliquen a su defendida en la investigación por la "bolsa".

Según relató, los resultados de las últimas pericias arrojaron que al despacho privado donde se encontraron los dólares "ingresaban entre seis y siete personas antes de que llegara Miceli".

"En el primer escenario, en los primeros días del mes de julio, aparecía para la opinión pública un placard cerrado con llave, donde estaba oculto el dinero y al que sólo tenía acceso la ministra", comentó el abogado.

Sin embargo, afirmó que "después, con las pruebas, se comprobó que el placard estaba siempre abierto, y que no se encontraba en un despacho privado".

"Todos los días pasaban por el lugar entre seis y siete personas antes de que ella llegara. Además, hay cuatro puertas, que no están en los planos iniciales, que permiten el acceso sin necesidad de una tarjeta magnética", resaltó Cruz.

Miceli debe presentarse a declarar el próximo jueves 23 de agosto ante la jueza María Servini de Cubría, para explicar la presencia de una bolsa con dinero en el baño del que era su despacho en el palacio de Hacienda.

La magistrada deberá determinar posteriormente si Miceli incurrió en un "incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento".