Casi la mitad de las estaciones de servicio de la empresa Shell podrían quedarse sin combustible como consecuencia de la decisión del Gobierno Nacional de clausurar una refinería de esa petrolera por contaminación.

Noticias relacionadas



Así lo advirtió el presidente de la Federación de Entidades de Combustibles de la provincia de Buenos Aires, Luis Malchiodi.

El empresario puntualizó que unas 600 estaciones de servicio de Shell -sobre un total de poco más de 1.100 en todo el país- se quedarían hoy mismo sin combustibles.

"Shell no es la única empresa que desabasteció al mercado. Otras actuaron de la misma manera", aseguró.

El dirigente sostuvo además que "incluso si estuvieran funcionando normalmente hoy todas las petroleras, existiría un pronunciado desabastecimiento de combustibles, sobre todo gasoil".

A su criterio, "sólo el Gobierno podría disponer que a las estaciones Shell las abastezcan otras petroleras. Pero no creo que eso pueda conseguirse".