Evangelina Anderson es una de las mujeres más sensuales de la Argentina. De eso no hay dudas. Hasta algunos consideran que es bella por donde se la mire. Casi perfecta, sino fuera por los centímetros que le faltan, según sus seguidores.

Lo cierto es que Evangelina Paterno (su apellido verdadero nombre) comenzó una carrera sin escalas desde que comenzó bailando cumbia en “A pleno sábado” hace unos años, junto a otras caras (y cuerpos) hoy conocidas en la pantalla chica.

“La pasé bien cuando bailaba en A pleno Sábado, yo nunca me arrepiento de mi pasado como hace Jésica Cirio que también estaba ahí y hoy en día reniega de eso”, apunta Eva sin callarse nada y marcando diferencias con otras de las chicas de Patinando por un Sueño, reality donde compite entre las mejores parejas.

Esta belleza de 23 años, 90-58-90 y 1.60 de altura, alguna vez quiso ser policía y hoy es una “chica Tinelli”, como ella misma se define.

“Cuando me recibí dije: ¿Qué quiero? Ya sé... ser policía. Después me di cuenta de que era medio peligroso. Entonces decidí ser maestra jardinera, a la par que estudiaba comedia musical en la academia de Julio Bocca y hacía un montón de campañas gráficas. Hasta que me vio Mónica Corona (esposa del humorista) y me ofreció hacer revista. Al final, nunca ejercí como maestra jardinera, igualmente me di cuenta de que lo artístico era mi verdadera profesión...”, sostuvo ella a la revista “7 Días”.

Sobre su presente en ascenso, Anderson es muy clara con su discurso: “Me costó mucho porque yo hice el buen camino, sin rodillas al piso. Hace tres años que vengo de a poquito. Me banqué que me basureen las chicas que estaban más arriba, y que esa misma gente hoy me tenga que llamar por teléfono para ofrecerme trabajo por el triple de dinero que hace dos años atrás es un placer”.

Y sigue afirmando, para que se haga cargo quien corresponde: “Yo no tuve que estar con alguien para tener trabajo, soy súper humilde, sigo siendo como siempre y no tengo un Mini Cooper, tengo un Ford Ka y no me rodeo de 5 asistentes... ¿Me explico?”

En el amor, no le va bien. Hoy dice estar sola. “No tengo tiempo para mí, no puedo conocer a nadie, aunque me encantaría. Necesito de alguien para que me proteja, un cable a tierra porque estoy todo el día a full. Va a aparecer solo...”, declara mimosa una de las diosas de los patines.

Luego de Patinando, Evangelina participará en 2008 en “Nadando por un Sueño”. “No se cómo me veo, empieza a mitad de año, pero en diciembre empiezan los entrenamientos”. La ex chica Sofovich no se arrepiente de haberle dicho “no” a Gerardo y asegura que “él entiende y es una de las personas a las que le estoy súper agradecida, siempre me trató bien y me dio un lugar muy importante”.

Mientras sigue seduciendo con su dulzura, y encantando con su figura desde la tele... donde desliza su belleza sobre patines para deleite de sus seguidores.