Salió al mercado un nuevo calendario "provocativo y solidario". Así lo definieron sus protagonistas, los trabajadores del Instituto Pascale de Nápoles.

Se trata de un almanaque que fue lanzado con la intención de recaudar fondos para la investigación sobre el cáncer.

Cada foto muestra a los médicos en distintas estancias del hospital durante la realización de sus actividades cotidianas. Rutina diaria, pero con un condimento especial: aparecen desnudos frente a los pacientes, que por el contrario están vestidos.

"Se trata de una idea humorística con el único fin de llamar la atención sobre la falta de recursos para la investigación", declara el director del centro, Mario Santangelo, que sale retratado en su despacho para el mes de DICIEMBRE.

En ENERO se ve en la sala de operaciones a Nicola Mozzillo, quien posa en la previa de una cirugía. En el mes de FEBRERO, Antonello Pinto y su equipo repasan los últimos detalles sobre un trasplante de médula ósea para que todo salga perfecto.

Los doctores Alfredo Siani y Adolfo Gallipoli, con modelos más clásicos de ropa interior que sus colegas jóvenes, intercambian impresiones ante la radiografía de un paciente para MARZO

ABRIL tiene a Vicenzo Iaffaioli, acompañado por otros doctores, que realiza la ronda para comprobar el estado de los enfermos. Lo hace vestido únicamente con sus calzoncillos negros ceñidos.

En MAYO está Flavio Fazioli se dispone a entrar en quirófano con el instrumental en la mano. En esta ocasión ha sustituido el pijama sanitario por los boxers de lunares.

El director científico, Aldo Vecchione, seduce al auditorio con una conferencia magistral en la foto de JUNIO.

En JULIO, los especialistas de anatomía patológica, Gerardo Botti y Maurizio Di Bonito, concentrados en lo que ven por el microscopio; ajenos al objetivo de la cámara.

El equipo de Giuseppe Frasci selecciona los fármacos quimioterápicos que se dan a los enfermos de cáncer. Contrasta el blanco de los zuecos con el negro del tradicional calcetín ejecutivo en el mes de AGOSTO.

En SEPTIEMBRE, Gaetano Rocco visita a un paciente en terapia intensiva. La idea de realizar el calendario partió de este médico, jefe de Cirugía Torácica, y todos sus compañeros la acogieron con entusiasmo.

En calzoncillos, Stefano Greggi lee el historial de un paciente mientras le pregunta qué tal se encuentra. Su enfermera también posa en ropa interior. Foto de OCTUBRE.

En NOVIEMBRE, Franco Ionna, ya con el gorro y la mascarilla, se pone los guantes –lo único que le falta- para iniciar, minutos después, una operación. El calendario ya está a la venta en las librerías italianas por un precio de 12 euros.