El sindicato de Camioneros, que encabeza Hugo Moyano, amenazó con disponer un paro de recolectores de basura en la capital, aunque dejó la medida de fuerza en suspenso. Esta mañana el gremio había anunciado la medida de fuerza para respaldar al gremio de Municipales en la disputa que mantiene con el Gobierno porteño.

Pero luego, el propio Moyano dispuso dejar la medida en suspenso a la espera de que se abriera "un canal de diálogo" con la gestión de Mauricio Macri, según indicaron voceros sindicales.


En una importante demostración de fuerza, miles de municipales porteños se movilizaron este viernes ante la sede del Gobierno de la Ciudad. Allí, sus dirigentes históricos, Patricio Datarmini y Amadeo Genta, le reclamaron a Mauricio Macri que "recapacite" y que dé marcha atrás con despidos de empleados públicos y la intervención de su obra social.

Noticias relacionadas

Genta advirtió que sus "enemigos no están acá entre los trabajadores municipales" y señaló que "si él cree que lo queremos hacer fracasar o queremos ponerle palos en la rueda, se equivoca". A la vez, criticó las medidas adoptadas por el jefe de Gobierno porteño.

"Los que te rodean a vos han estado en el Estado municipal y se han equivocado y hoy te quieren hacer equivocar a vos", denunció. Además, Genta enfatizó: "este juego lo conocemos desde la época de Cacciatore, antes eran subversivos los trabajadores municipales, ahora son ñoquis, está pasando lo mismo que en la época del Proceso".

En tanto, Hugo Moyano (secretario general de la CGT), sin nombrar a Macri, denunció que el Gobierno porteño quiere llevar adelante un "genocidio laboral". Y si bien dijo que los gremios no admitirán "ni un solo despido" ni la intervención a la obra social de los municipales, el titular de la CGT dejó abierta la puerta al diálogo.

"Hay muchas formas de corregir situaciones y la mejor forma de hacerlo es dialogando. Los trabajadores están predispuestos permanentemente al diálogo, pero si los atacan seguramente van a reaccionar con todo el poder que tienen", enfatizó.

De esa forma el gremio Sutecba concretó una importante movilización para exigir que Macri revise dos fuertes medidas que tomó en las últimas horas: no renovar los contratos de más de dos mil trabajadores e intervenir la obra social de los Municipales.
Sutecba realizó la movilización en el marco de un paro total de actividades, que afectaba los principales servicios del Gobierno de la Ciudad.

La marcha y el acto frente a la sede de la Jefatura de Gobierno porteño provocaron serios inconvenientes en el tránsito en el centro de la Ciudad. Durante el acto, los Municipales aseguraron que habían movilizado "35 mil personas" en tanto que el dirigente Datarmini agradeció la presencia de los trabajadores.

Además, Datarmini advirtió que el gremio no va a "canjear una cosa por otra", como parte de un concepto que también repitieron otros dirigentes. Es decir, que el principal gremio de municipales no va a avalar los despidos a cambio de que el Gobierno porteño no se meta en la obra social que controla. Al respecto, Genta consideró que con la intervención de la obra social ObSBA, Macri le hace el "juego a los que quieren privatizar". (NA)