"Creemos que es muy positivo que en este nuevo discurso la Presidenta haya enfatizado que las puertas de la Casa de Gobierno están abiertas", y agregó que también debe valorarse que haya convocado humildemente al diálogo", manifestó Lavagna.

Noticias relacionadas



"Por eso, pensamos que es imprescindible que se reflexione para que cesen las medida de fuerza y que el diálogo no se demore ni un minuto más, ya que buscar consensos no significa perder, siempre es positivo para el país", señaló.

Lavagna abogó por un pronto entendimiento que de fin al conflicto al sostener que “hay que evitar conflictos extremos que pueden irse de control”. Por otra parte opinó que el matrimonio Kirchner comparten un proyecto marcó algunas diferencias. “Hay un proyecto común, Cristina tiene una manera de hablar más florida, pero hay una visión en común entre Néstor y ella”

Si bien rescató como positivo al discurso, el ex candidato presidencial por UNA criticó que Cristina “no debió mencionar la baja del trigo porque las que bajaron en forma muy imperceptible, no ayuda mencionarlas, la baja no es significativa”

Por otra parte comentó que los productores le dijeron de su enorme preocupación porque la soja está desplazando las otras producciones” en sintonía con el discurso presidencial para evitar que el campo “se sojice” como remarcó Cristina. Y se esperanzó al señalar que “hoy por primera vez la Presidenta diferenció entre los grandes pooles sojeros y los pequeños productores y eso hace a una diferencia fundamental”

Lavagna opinó que “sería un error una política antisoja” de parte del Gobierno y criticó que “hubiera sido más correcto un discurso desde la Casa de Gobierno” y no en el marco de un ambiente tan politizado como el Parque Norte.


Cuestionó que algunos pasajes del discurso eran “para la tribuna”, aunque aclaró que se debía cambiar la política “se debería marcar la expansión de la soja de manera equilibrada, cuando yo estaba en el gobierno apuntábamos no solo a la producción de soja sino a equilibrar los cultivos y además, a llegar a las 70 millones de cabezas de ganado”.

Al recordar el pasaje en donde Cristina habló de los costos en pesos de los productores rurales y las ganancias en dólares y euros, Lavagna opinó que si bien ambas partes tienen razón “también es cierto que el sector ganó más que nunca”.

Por último el ex ministro de Economía dio su visión sobre en qué debería hacerse foco “el problema de fondo de la economía es la inflación, el desabastecimiento y los problemas con los productotes primarios sin duda van a impactar en el índice inflacionario”.