El secretario de Medios del gobierno nacional Enrique Albistur dijo que "las denuncias formuladas hacia mi persona por el fiscal Garrido son basadas en falsedades" y dijo que "ninguna de las empresas con las que se me vincula han recibido pauta publicitaria de la Secretaría de Medios".

Noticias relacionadas



El funcionario brindó una conferencia de prensa en la Sala de Prensa de casa de Gobierno e indicó que "la investigación, dice el fiscal, se inició en el 2006 pero la denuncia se conoció hoy y primero fue repartida a los medios y recién me llego hoy a mí", y agregó que "tuve una vida anterior a la de ser secretario de Medios de este gobierno que cambio la historia”.

La Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas, a cargo de Manuel Garrido, denunció a Albistur, por "negocios incompatibles con la función pública" por este delito en el marco de una maniobra por unos diez millones de pesos. De acuerdo con la denuncia, empresas ligadas al funcionario y sus colaboradores se vieron beneficiadas por la pauta publicitaria oficial.

"La maniobra básicamente consiste en intervenir interesándose en asignación de pautas publicitarias en beneficio de empresas con las que están vinculados", precisó Garrido, quien indicó que se trata de una investigación que se desarrolla desde 2006.

El fiscal imputó a Albistur, Alejandro Lenzberg, Guillermo De Lella y Gustavo Fernández Russo. El fiscal realizó la investigación en base a datos públicos que contrastó con la composición de las sociedades vinculadas a Albistur.

Las empresas vinculadas a Albistur, su familia o sus funcionarios que detectó la Fiscalía son "Sisto Lemme y Cía S.A, Grupo Alsur S.A, Wall Street Vía Pública S.A, Estatic SA, Enterprise Publicidad SA, Video Market SA, Publicar SA y Grupo Alsur S. A (UTE)", según consta en la denuncia.

El fiscal utilizó para su investigación datos de la Inspección General de Justicia (IGJ), la ANSeS y de la presentación que hizo una empresa de Albistur para una licitación nacional convocada por el Gobierno porteño para la concesión del mobiliario urbano.

La denuncia de Garrido quedó a cargo del juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid. En la denuncia Garrido señaló que "los hechos descritos (...) configuran en principio y al menos, el delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, previsto y reprimido por el artículo 265 del Código Penal".

El fiscal precisó la composición accionaria de las empresas vinculadas y las ligó a los funcionarios de la Secretaría de Medios o a allegados a Albistur. La maniobra denunciada por Garrido, de la que se mencionan datos entre 2004 y 2007, se daría por 10 millones de pesos. El fiscal sostuvo que la distribución de publicidad "se hace a favor de empresas con las que los propios funcionarios están involucrados".

Además, señaló que existe una "falta de control del dinero que se invierte en pauta publicitaria" para determinar "si efectivamente se cumple con esa publicidad". Según evaluó, por eso el secretario de Medios podría haber incurrido en los delitos de "cohecho y administración fraudulenta".