La Legislatura porteña pasó para el 8 de mayo el tratamiento del proyecto de ley que faculta al Ejecutivo de la ciudad de Buenos Aires a financiar la extensión de las líneas de subterráneos, informó esta noche una fuente parlamentaria.

La Legislatura no logró acuerdo para modificar la ley 670, sancionada en 2001 bajo "las condiciones del modelo económico" en ese momento, y ampliar del 60 al 100 por ciento la capacidad de financiar la obra por parte del gobierno metropolitano.

Las comisiones de Obras Públicas -que preside el macrista Cristian Ritondo-, Presupuesto, Tránsito y Transporte y Planeamiento Urbano acordaron el martes un despacho para votar este jueves la norma.

Pero la oposición "no estuvo de acuerdo en algunos términos" y Ritondo pidió que se tratará "con preferencia" el 8 de mayo, detalló la fuente.

En la reunión conjunta de las comisiones, Patricia "Walsh (Nueva Izquierda) ya había anticipado que no votaría el proyecto", dijo el vocero y agregó que este jueves el diputado kirchnerista Juan Manuel Olmos pidió "que se revise nuevamente" el texto.

La normativa que analizan los legisladores no incluye modificaciones en la traza dispuesta en la ley 670 aprobada en 2001, sobre la creación de las líneas F, G e I y la finalización de la H, que suman 40 kilómetros de nuevos recorridos de subtes.

La ley permitirá al Ejecutivo "efectuar los aportes del valor total de las inversiones para las construcciones antedichas, las que incluyen toda la infraestructura necesaria más el material rodante para garantizar este servicio público".

También lo faculta a "prestar por si los servicios, o efectuar los llamados a licitación pública para la operación" de las líneas en cuestión.

Otro de los artículos establece que "la tarifa será única para viajes en toda la red, incluyendo las líneas existentes y a construir, más los viajes combinados entre cualesquiera de ellas, con independencia de las empresas o entidades que la operen".

La nueva propuesta incluye la creación de una comisión mixta de seguimiento de la licitación y las obras del proyecto a desarrollarse por el Ejecutivo, a través de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), "la que deberá informar bimestralmente a la legislatura sobre el avance y ejecución de las mismas".