En los últimos meses, procedimientos policiales desbarataron varias fábricas de armas clandestinas, y se reveló que la producción de armas para el mercado “tumbero” dominan un 10 por ciento del mercado negro.

Noticias relacionadas



A partir de los operativos, salió a la luz que varios grupos delictivos son fabricantes de armamento que suman unas 150 mil armas realizadas de manera ilegal.

Las cifras son alarmantes. Los expertos calculan que cada arma de fuego registrada hay otra que no está declarada, en manos de delincuentes o ciudadanos atemorizados.

Según lo indica un matutino porteño, el comisario bonaerense retirado Luis Vicat señaló que “las cifras oficiales sostienen que existe alrededor de 1.500.000 de armas en el mercado negro, cifra idéntica que en el caso del armamento declarado, y la fabricación ilegal se encuentra entre el 10 y el 15 por ciento, es decir, alrededor de 150.000 mil unidades, lo que marca la dimensión del problema”.

Vicat explicó que estos datos se relacionan al crecimiento desmedido de organizaciones mafiosas que lucran con el alto número de ciudadanos volcados a la delincuencia”.

“Las armas artesanales o tumberas, como se llaman en el mundo del hampa, son bastante sofisticadas. Algunas, es cierto, constan de caños y resortes, pero cada vez más aparecen aquellas elaboradas con un alto grado de diseño. Estamos hablando de armas de fuego con cierre de bloqueo y hasta con sus caños estriados”, afirmó Vicat.

No es menos alarmante que para producir armas no es necesario contar con maquinarias de alta sofisticación, sino que basta con tener planos que se pueden conseguir incluso por Internet.