Unas 37 personas resultaron heridas, entre ellas una adolescente que sufrió un balazo de goma en la ceja, cuando la policía jujeña desalojó en forma violenta a los desempleados que ocupaban la municipalidad de La Quiaca para pedir un aumento en los planes sociales que cobran.

Noticias relacionadas



En medio del desalojo, el dirigente de la Multisectorial de La Quiaca, José Luis Martínez, quien se moviliza en silla de ruedas, fue sacado de la comuna "a la rastra" por los policías, mientras el obispo Marcelo Olmedo sufrió un principio de intoxicación por la inhalación de gases lacrimógenos.

El obispo de Humahuaca denunció que "fue una represión policial, el desalojo de la municipalidad". "Sería mejor que los gobiernos nacional y provincial miren un poco más a la puna jujeña y solucionen los conflictos", remarcó el prelado.

Sin embargo, el gobernador Walter Barrinuevo, sostuvo que "la policía actuó en el marco de un requerimiento judicial". "En estas circunstancias son lógicos algunos forcejeos", indicó el mandatario kirchnerista durante la celebración por el día del periodista.

Por su parte, la Corriente Clasista y Combativa de Jujuy repudió los hechos de violencia y responsabilizó "al gobierno nacional, al de la provincia y al municipal por la brutal represión que se desató contra la Multisectorial de la cual somos parte".

La Multisectorial, recordó la CCC, "lucha desde hace días contra el hambre y por trabajo". "El sacerdote Jesús Olmedo hizo una carta abierta dirigida a la presidenta (Cristina Fernández) planteando esta terrible situación en la que viven los quiaqueños la cual no tuvo ninguna respuesta", remarcó la organización en un comunicado.

El desalojo violento de los manifestantes fue concretado en la mañana del viernes por efectivos de la Guardia de Infantería en la sede de la municipalidad de La Quiaca, 300 kilómetros al norte de esta capital. Una adolescente de 15 años sufrió, en medio de las corridas que generó el desalojo, una herida al ser rozada en su ceja izquierda por un disparo de bala de goma que efectuó uno de los policías, explicó la Multisectorial. Los padres de la menor de edad confirmaron luego que su hija se reponía en su casa y que la herida no reviste gravedad.

Los manifestantes ocuparon el municipio por la anoche luego de que levantarán el corte del puente que une La Quiaca con Bolivia. Los desocupados reclaman desde el martes el aumento en el valor de los planes sociales que cobran, la reincorporación de trabajadores municipales y la construcción de un viaducto en la zona.

En ese marco, la multisectorial representó la crucifixión de niños y adultos, cortó el puente, realizó piquetes y anoche tomó el municipio. El desalojo de hoy fue ordenado por el juez penal de turno, Jorge Alvarez Prado. El comisario mayor Nicolás Paredes confirmó que pesa una orden de detención sobre el sacerdote Jesús Olmedo, quien encabeza las protestas de la multisectorial, y otros manifestantes.