Los hinchas de Racing agotaron las entradas generales que estaban a disposición de los socios para ver el partido frente a Colón, el domingo en Santa Fe, clave por tratar de evitar la Promoción. Ante este panorama, las autoridades de Racing Club Asociación Mutual –quienes tienen a su cargo el Predio Tita Mattiussi— han dispuesto la colocación de una pantalla gigante en el espacio para las inferiores que desde 1999 está siendo construido por las propias manos de los hinchas de la “Academia”.

Noticias relacionadas



Por la mañana, todo transcurrió en paz a pesar de los malos presagios de las primeras horas cuando las largas colas generaron caos en el estadio de Avellaneda. Mucha gente estuvo pernoctando en las inmediaciones del Cilindro y se fue sin conseguir su localidad.

Es por eso que desde el Predio Tita Mattiussi han informado que allí se colocará una pantalla gigante para que los que se quieran acercar hasta Pitágoras y Spurr en Avellaneda –a pocas cuadras de la cancha de la “Acadé”— puedan ver el partido en vivo con entrada libre y gratuita.

Los hinchas habían pedido a través de los distintos foros y listas de correo en las que se agrupan, que se coloque una pantalla en el estadio pero finalmente la iniciativa no tuvo curso.

En cuanto a la venta de entradas, trascendió que desde temprano, los hinchas sabían que, de las 2.200 generales, sólo se iban a poner a la venta 1.600, porque el resto las repartirá la gerenciadora, en forma discrecional, supuestamente entre las filiales de club.

Entonces se vivió un clima de clásico, con gritos, quejas y filas desordenadas, además de los consabidos cánticos en contra de Blanquiceleste, que fue "borrada" del gerenciamiento del club por la Justicia pero se sostiene porque interpuso medidas intermedias.