El titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli comenzó una confrontación abierta con Eduardo Buzzi, el titular de la entidad a escala nacional.

El eje del conflicto se encuentra en el abrazo que Buzzi se dio con la cabeza del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, tras la votación en la que la Cámara de Diputados ratificó la 125 sobre las retenciones móviles.

“Se hubieran dado la mano... pero un abrazo es demasiado, pregúntenle a Buzzi porqué lo hizo, creo que él dice que son amigos”, disparó De Angeli.

“Lo único que hizo Alfredo fue dar a conocer la opinión de la gente del interior, que no entendió qué quiso hacer Buzzi abrazando a Rossi en el momento en que Diputados votó en contra del campo”, aseguró el miembro de la Federación Agraria de Entre Ríos Alfredo Bel a un matutino económico.

“la gente del interior dice que vivió el abrazo entre Buzzi y Rossi como una traición por parte del dirigente agropecuario”; amplió Bel, y agregó que “la gente llama para contarnos que vio muy mal esa actitud y aún no hay explicación por parte del dirigente”.

Desde la Federación Agraria aseguraron que se trató de un gesto cordial dado qye Buzzi y Rossi son amigos desde hace 20 años, cuando ambos vivían en Santa Fe.

Los Autoconvocados de la provincia de Buenos Aires aseguran que observan un desbalance entre las entidades del campo.

Uno de los productores de Buenos Aires, Raúl Liva, aseguró que “cada día se hace más notable la diferencia de posturas dentro de la Comisión de Enlace. Mientras Buzzi va a seguir peleando para lograr más beneficios para los pequeños productores, a veces se olvida de qué es lo que hay que cambiar en la Resolución 125”.

A pesar de estas declaraciones, las entidades aseguran que están unidas y continuarán en la lucha para lograr la modificaci´pon del sector agrario como un todo: las retenciones, carnes, la leche y las economías regionales.

En paralelo, se refuerzan los rumores sobre que De Angeli busca ocupar el lugar de Buzzi en la FAA. La instalación de una carpa frente el Congreso, para lo que viajó desde Entre Ríos a Capital Federal; la organización de marchas propias; la alianza con piqueteros, y la proclamación de los ruralistas como el mejor orador que los representa son algunos de los rumores que le dan cuerpo al rumor.

De Angeli convoca para el miércoles

El titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, ratificó que el miércoles próximo los productores agropecuarios marcharán a la Ciudad de Buenos Aires en contra del proyecto oficial de retenciones móviles, dejando entrever una fractura en el seno de la Federación Agraria.

Las palabras de De Angeli llegan a pocos días del abrazo entre el titular de la entidad, Eduardo Buzzi, y el jefe de la bancada oficialista de la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, tras la media sanción que obtuvo el proyecto oficial.

"Eduardo me explicó que fue como el abrazo de los boxeadores, pero ahora hay que explicárselo a los productores", desafió el dirigente entrerriano.

A diferencia de la actitud de la Comisión de Enlace de no hacer medidas de protesta mientras siga el trámite parlamentario, De Angeli confirmó la convocatoria a una manifestación del campo a la ciudad "para que los senadores voten en contra del proyecto oficial" de retenciones móviles.

"Hoy estamos en Chajarí y en Saladillo. Hay asambleas de productores en todos lados. El domingo empiezan en Rosario. Todo con el objetivo del miércoles marchar a la Capital Federal en la gran marcha federal", afirmó el dirigente en declaraciones radiales.

Según explicó, la movilización se realizará ese día porque "el miércoles es día decisivo para que los senadores voten en contra del proyecto oficial".

"Estamos a 60 días de sembrar el maíz y el girasol y los productores estamos con una incertidumbre impresionante porque no sabemos qué va a pasar", se quejó De Angeli.

Al respecto, remarcó que "ayer hubo mas de 60 intendentes de todo el país preocupados por la desocupación que se viene porque los productores no hicieron ningún tipo de inversión en este contexto en que no se sabe qué rentabilidad va a haber".

Respecto de la votación en la Cámara alta, el polémico dirigente entrerriano sostuvo que "quieren poner un impuesto a la producción" y ratificó que "lo primero que hay que hacer es voltear la (resolución) 125".

"Si piensan en la Patria lo van a hacer, si piensan en el Gobierno nacional seguro que no", desafió De Angeli.

En cuanto al proyecto alternativo que presentó el senador Carlos Reutemann, si bien aseguró no conocerlo, señaló: "dicen que es menos malo, pero no quiere decir que sea mejor".