La joven cordobesa que murió luego de someterse a una operación de implante mamario sufrió una "sobredosis de medicamentos", según lo reveló el resultado de la autopsia que se realizó sobre sus restos.

Noticias relacionadas



El informe forensedeterminó que la joven que falleció dos días después de un implante mamario sufrió "depresión de funciones motrices" como consecuencia de esa medicación.

Por tal motivo, la defensa de Germán Guzmán y Analía Riutort, el anestesista y la médica imputados, entendió que la causa de la muerte fue una sobredosis de medicación.

Según indicó la radio Cadena 3 de Córdoba, ahora, el fiscal Rubén Caro, que investiga el caso, deberá determinar si el fármaco que produjo el deceso estaba prescripto o fue ingerido por automedicación.

También el fiscal deberá investigar los medicamentos secuestrados en el domicilio de la víctima, para determinar si esa fue la droga que causó la depresión de las funciones que provocó una broncoaspiración y la muerte de la joven paciente.

En ese sentido, se informó que la semana que viene se entregará la conclusión final de la pericia médica y el fiscal tendrá la certeza de la causa de la muerte de la joven.

Paola Vera, de 29 años, se sometió a la operación de implante el viernes 28 de noviembre pasado en la Clínica del Prado, ubicada en la calle Deán Funes 1162, en Córdoba capital.

El deceso de Vera se produjo el domingo 30, como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, luego de que su marido, Fernando Garbino, la llevara nuevamente a la clínica porque se había "descompuesto".

La cirugía estuvo a cargo de Analía Riutort, quien pertenece a un instituto privado y habría alquilado el quirófano de la clínica.

El fiscal Rubén Caro decidió investigar las razones por las que se produjo el deceso de Vera e imputó por presunto "homicidio culposo" a Riutort.