Delincuentes ingresaron en la casa que los padres del futbolista de Boca Juniors Juan Forlín poseen en la ciudad santafesina de Reconquista y se llevaron joyas y otras pertenencias, informaron hoy fuentes policiales.

Los ladrones ingresaron a la vivienda ubicada en Almirante Brown 1235 entre las 9 y las 18 de ayer, aprovechando que los dueños de casa estaban en Buenos Aires acompañando a su hijo.

Forlín es el jugador que sufrió una conmoción en un choque de cabezas con su colega de San Lorenzo, Andrés Silvera, en el primer tiempo del partido que los "xeneizes" y el equipo de Boedo jugaban por el triangular de desempate del torneo Apertura.

Aldo Forlín y su esposa viajaron a presenciar el partido, jugado el sábado, y luego decidieron quedarse para acompañar al jugador en su recuperación.

Los investigadores no sabían hasta hoy el total de lo robado debido a que los padres del futbolista debían realizar una inspección para comprobar los elementos faltantes.

La pesquisa sabe que el robo ocurrió entre las 9 y las 18 debido a que en ese lapso de tiempo se ausentó de la casa el suegro de Aldo Forlín, identificado como Víctor Durán, de 74 años, quien realizó la denuncia policial.

Durán estaba cuidando la casa y cuando regresó comprobó que los desconocidos habían ingresado tras romper una ventana.

El hombre encontró la casa en un total desorden, por lo que se estima que los delincuentes actuaron urgidos por el tiempo ante la posibilidad de que alguien llegue.

Sobre los elementos faltantes, trascendió que en principio se trata de alhajas de oro y un reloj, aunque resta que los dueños de casa retornen y hagan un recuento de sus pertenencias.