El ministro del Interior, Florencio Randazzo, garantizó ayer que el Gobierno Nacional "no va a dejar solo al campo" frente a la situación de sequía que padecen vastas regiones del país, en tanto el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, se mostró contrario a generalizar la situación de emergencia en todo el territorio provincial.

Noticias relacionadas



"No se puede generalizar en una provincia como la de Buenos Aires la situación de emergencia. Vamos viendo cada municipio y su problemática, que se cumplan las condiciones, cuando está el 80 por ciento afectado", dijo Scioli en declaraciones radiales.

"Acá algunos hablaban de declarar a todas las zonas de desastre. ¿Sabe lo que significa en la práctica eso? Que no se pagan más impuestos. ¿A usted le parece?, ¿Qué hago yo después con los servicios de educación, de salud, de seguridad?", se preguntó el mandatario.

Por su parte el ministro Randazzo destacó que el Gobierno Nacional está trabajando con gobernadores e intendentes para afrontar la sequía, y aseguró que "vamos ayudar a todos los productores con dificultades".

"Tenemos la misma visión, estamos trabajando para paliar esta situación, estamos trabajando con gobernadores e intendentes de las zonas afectadas, con (Daniel) Scioli, con el gobernador de Entre Ríos, de La Pampa, vamos a ayudar a todos los productores con dificultades", aseguró.

También Randazzo señaló "que si al campo le va mal, a la Argentina le va mal". Por su parte, el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Emilio Monzó, le mencionó a Scioli la posibilidad de un fondo anticíclico para ayudar a los productores rurales en situaciones críticas.

El ministro explicó que tal solicitud es para que podamos "contar en el futuro con los recursos necesarios que nos permitan acudir con rapidez a las zonas con problemas y mitigarlos a la brevedad".

En relación a las pérdidas por la sequía, el ministro Randazzo dijo que "es muy difícil el cálculo, hay que ser prudente.

Hay distritos en el sudeste en la provincia de Buenos Aires que han sido declarados en desastre como Carmen de Patagones, Villarino, Pringles, Bahía, otros pidieron la emergencia", detalló.

Randazzo dijo que para los casos de emergencia "se evalúa localmente, se eleva a una comisión provincial y de ahí se declara la emergencia y luego el desastre".

"Haremos todo lo que esté a nuestro alcance desde el Gobierno, para ayudar a los productores que estén en esta mala situación", reiteró.

Además el ministro explicó que cuando se declara zona de desastre, "se condonan impuestos provinciales y se prorrogan los que tengan con ARBA y deudas con el Banco Provincia. También se posterga el pago de deudas nacionales, como las contraídas con el Banco Nación", detalló.