La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la puesta en marcha de nuevos esquemas de financiamiento para impulsar la producción y el empleo, a través de planes de ahorro para la renovación de camiones y utilitarios, créditos para el consumo y la flexibilización de las restricciones fijadas para la compra de autos 0km.

Noticias relacionadas



En línea con los planes para heladeras, lavarropas, cocinas y calefones anunciados entre diciembre y enero, también se presentó hoy en sociedad el plan canje de bicicletas, para el que se destinará una financiación global de 61 millones de pesos y que busca colocar en el mercado 200.000 unidades nuevas.

"Estamos haciendo esto para defender la producción de los argentinos y el trabajo de los argentinos", dijo Cristina en la Quinta de Olivos, durante la presentación de los nuevos esquemas de financiamiento, junto con la ministra de la Producción, Débora Giorgi; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el titular de la ANSES, Amado Boudou, entre otros.

"Aquí estamos al pie del cañón, como siempre, con mucha fuerza, con mucha convicción, sabiendo que estamos en el camino adecuado y soportando lo que haya que soportar que para eso, en definitiva, es también la alta responsabilidad que tenemos, ponernos también junto a los argentinos el país al hombro y seguir caminando", agregó la Presidenta luego de remarcar el acompañamiento de los sectores que participan de los planes.

Al presentar los nuevos planes, Giorgi dijo que "lo que estamos buscando es poner en actividad esta economía".

"Venimos a anunciar líneas de financiamiento accesibles para la compra de camiones, utilitarios a través del programa de ahorro previo 30/70, un plan canje para bicicletas, una nueva línea de créditos al consumo para los bancarizados y la flexibilización del sistema de compras de automóviles", resumió la ministra.

Para los camiones y utilitarios indicó que a través de créditos "se van a poder renovar flotas de camiones de carga pesados, semipesados y utilitarios", lo que "no sólo ayuda a los autopartistas, la cadena de comercialización, las terminales, sino que tiene el efecto de mejorar la seguridad vial, el ahorro energético y cuidado del medio ambiente".

Al describir la operación señaló que con precios "ya acordados con las terminales", el interesado puede pagar el 30% al contado o "integrarlo en 12 cuotas y se lleva el vehiculo, el 70% restante lo hace en cuotas mensuales sin interés y que se ajustan por el valor del vehículo".

Del plan de camiones y utilitarios participan diez terminales con una oferta total de 36 modelos.

En lo que respecta al plan de autos 0km, la ministra anunció "la flexibilización de las condiciones para la compra de automóviles en el plan de ahorro previo como en el programa de financiamiento vía crédito prendario", en lo que respecta a la titularidad del vehículo y en los modelos comprendidos.

De aquí en más, quedan de lado las restricciones vinculadas con la tenencia o compra previa de vehículos 0 km -que impedía la adquisición de unidades nuevas a quienes ya tuvieron en alguna oportunidad un auto con rodaje 0- y la inclusión en el plan de "vehículos de media y alta gama" fabricados en el país.

Respecto del plan canje para la adquisición de bicicletas sostuvo que como resultado de un "esfuerzo conjunto de la cadena" se acordaron rebajas de precios de entre el 22 y 41 por ciento, para cinco modelos definidos.

En este caso la modalidad parte de la entrega de la bicicleta vieja y el retiro de la nueva con el pago de la primera cuota.

Los planes de pago son de 12 cuotas fijas con un interés anual del 11 por ciento para los modelos infantil, rodado 20, playera, todo terreno y de reparto.

"El objetivo es realmente poder hacer un recambio de un parque de 200 mil bicicletas lo que significa un aporte de crédito de 61 millones de pesos", precisó la ministra, quien destacó además que el sector produce alrededor de 10.000 puestos de trabajo.

También anunció un nuevo crédito al consumo financiado con fondos de la Anses, por un monto de 300 millones de pesos, que se licitarán en dos tramos de 150 millones cada uno.

La tasa de interés será fija del 13 por ciento anual, con plazo de pago de 12 meses y una entrega efectiva de 30 días.

Estos créditos al consumo se destinarán a "toda reparación de automóviles, camiones, utilitarios de todo tipo de vehículo, desde chapa, mecánica ligera, pesada, pintura, rectificación de motores", de modo tal de abarcar a 55.000 pymes y 270 mil puestos de trabajo, detalló la ministra.

Cristina, por su parte, dijo que "estas nuevas políticas activas que se suman a las anteriores para promover el consumo"; y en ese punto sostuvo que el plan para los rodados "se complementa con el modelo de consumo interno".

"Estamos haciendo esto para defender la producción de los argentinos y el trabajo de los argentinos", subrayó.

Señaló, por ejemplo, que la planta industrial de IVECO "tiene 2.500 camiones parados en sus playas", y por ello apuntó la necesidad de "impulsar las ventas con créditos blandos".

"Hoy es el momento de impulsar el consumo y la actividad", aseveró la jefa de Estado.

Agregó que "lo importante es seguir sosteniendo este crecimiento que nos ha dado a los argentinos trabajo, producción y empleo, luego de crisis como las que vivimos en 2001".

Durante el encuentro, la Presidenta saludó a un grupo de afiliados pertenecientes al Sindicato de Canillitas, presentes en Olivos, al sostener que "le dieron la cuota de emoción al acto de hoy", ya que a partir del plan verán facilitada la renovación de los rodados que utilizan para trabajar.

Randazzo, en diálogo con la prensa, sostuvo que los anuncios tienen el propósito de, "en esta crisis fenomenal, mantener el nivel de actividad y empleo".

Reseñó que "hay 10 mil personas que viven de la fabricación de bicicletas", en tanto explicación del impacto sobre la economía del plan gubernamental.