"Si uno va a comprar un valor energético, hay que comprar el dominante en China", dijo Gordon Kwan, responsable de análisis del sector energía en Mirae Asset Securities Co. en Hong Kong. "La demanda de combustible en China está aumentando, mientras que en América del Norte y Europa en realidad está cayendo".

Noticias relacionadas



Las acciones de Petrochina han avanzado un 29% este año porque el gasto del gobierno ha aumentado el consumo de combustible en China, mientras que la peor recesión desde la Gran Depresión frena la demanda en Estados Unidos. El índice bursátil de referencia de China, el Shanghai Composite Index, ha subido un 43% este año por el optimismo de que el plan de estímulo de US$586.000 millones y un récord en la concesión de créditos bancarios contrarreste la caída de las exportaciones e impulse el crecimiento. El índice Standard & Poor’s 500 ha caído un 1,8%.

Exxon subió un 0,6% a US$68,83 en la bolsa de Nueva York el 22 de mayo, y ha caído un 14% este año. PetroChina salió a cotizar a la bolsa de Hong Kong en 2000 y se convirtió en la primera compañía billonaria del mundo tras una venta de acciones en la bolsa de Shangai en noviembre de 2007, cuando superó por primera vez a la petrolera estadounidense.

Exxon, que se remonta a 1880 y la empresa Standard Oil Trust, de John D. Rockefeller, recuperó su primer puesto en marzo del año pasado después de que Petrochina cayera más del 50% porque los costes de exploración subieron y los controles gubernamentales impidieron que la empresa subiera los precios del combustible.

Las reservas de PetroChina superaron a las de Exxon el año pasado después de que la empresa china añadiera el equivalente de 890 millones de barriles de crudo en nuevos descubrimientos y compras. Las reservas de Exxon cayeron un 3% en 2008 al equivalente a 21.100 millones de barriles, suficientes para mantener la producción durante casi 15 años.