La famosa marcha que se escucha en todos los actos del justicialismo y también en los de Kirchner, hasta antes de la prohibición, fue grabada en 1949 bajo el nombre de "Los Muchachos Peronistas", a pedido del General Perón y luego se convirtió en el himno del partido.

Fue la jueza María Romilda Servini de Cubría quien dictó la medida. Por su parte el apoderado partidario, Jorge Landau, había solicitado el registro para uso exclusivo del PJ nacional de las fotos más célebres de Perón y Evita, así como algunos emblemas, escudos y cantos asociados al peronismo. Esto tenía como objetivo no permitir que el peronismo disidente como los hermanos Rodríguez Saá o Francisco de Narváez los utilizara.

Del Carril hijo, se presentó a la Justicia adjuntando una nota de la Asociación Argentina de Intérpretes en la que se le reconoce el derecho, junto a sus tres hermanas, sobre la interpretación de la marcha grabada por su padre. Así la jueza
Servini de Cubría resolvió no hacer lugar a la petición del PJ. En resumen, en ningún acto kirchnerista se podrá utilizar el símbolo de las "62" (por una petición de Gerónimo "Momo" Venegas el líder sindical de peones rurales) ni pasar la marcha en la voz de Del Carril.

Noticias relacionadas

Del Carril (h) cree que "los justicialistas estamos perdiendo nuestro partido". Asegura que hay más ADN peronista entre los disidentes aunque se lamenta que "nos falta un caudillo como el General", según comenta un matutino.