La cúpula de la Iglesia decidió postergar una declaración sobre la situación de la pobreza en el país y avanza en el estudio de propuestas para asistir a los sectores más necesitados.

Noticias relacionadas



Así lo informaron a Noticias Argentinas fuentes del Episcopado, quienes precisaron que al finalizar la 153 reunión de la comisión permanente de la cúpula de la Iglesia se decidió no difundir un comunicado sobre la pobreza, como se tenía previsto.

Las fuentes consultadas indicaron que un comunicado hubiera sido "redundante", dado que "la postura de la Iglesia ya se conoce", y en cambio, prefirieron "ponerse a trabajar".

En este sentido, la comisión Pastoral Social, dirigida por monseñor Jorge Casaretto, comenzará a trabajar con Cáritas, a cargo de monseñor Fernando Bargalló, para "garantizar los derechos de la niñez", según explicaron.

El resultado del trabajo de esta comisión de trabajo será la presentación de propuestas al Gobierno "aplicables entre la Iglesia y el Estado nacional".

Según pudo saber NA, la propuesta de generalización de un salario familiar para las familias sin trabajo, que había trascendido en los últimos días, "se habló" durante la reunión, pero no trascendieron definiciones concretas en ese sentido.

La propuesta es similar a la que había mencionado poco tiempo atrás el secretario general del Gobierno bonaerense, José Scioli, y de hecho, la iniciativa comenzó a llevarse a cabo en algunos municipios de la provincia de Buenos Aires.

La nueva reunión de la cúpula del Episcopado, en la sede de Suipacha al 1000 tuvo en el centro del debate la situación de la pobreza en el país, que la Iglesia estima niveles cercanos al 40 por ciento.

La evaluación de los prelados causó una nueva polémica con el Gobierno nacional, que estima en menos de la mitad los hogares por debajo de la línea de pobreza.

De hecho, el vocero de la Conferencia Episcopal Argetina, Jorge Oesterheld, rechazó este miércoles que la medición de la pobreza que realiza la Universidad Católica Argentina (UCA) sea "subjetiva", como había dicho el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

"Es un trabajo científico de la UCA que está disponible, publicable y que puede consultarse. No creo que pueda llamárselo subjetivo", sostuvo.

Oesterheld advirtió en este sentido que es "gravísima" la desnutrición en el noroeste argentino y estimó que hay que apuntalar el trabajo con los migrantes, sobre todo en la Patagonia donde llegan numerosas personas de Bolivia y Paraguay.

El habitual cónclave de la Comisión Permanente del Episcopado se dio luego de que el Papa Benedicto XVI definiera como "un escándalo" la situación social que se vive en el país.

Las mismas palabras utilizó el cardenal Bergoglio, al pronunciar una homilía en ocasión de la festividad de San Cayetano.