Con 147 votos a favor, 4 negativos y 1 abstención -y 104 ausentes-, el oficialismo cumplió con el cronograma acelerado de tratamiento que impulsa la Casa Rosada para el proyecto, que ahora continuará su rumbo en el Senado.


"Pido disculpas si violentamos algunas formas, pero en estas semanas hubo presiones, amenazas, mal uso de los medios y operaciones de prensa. Hay y va a seguir habiendo operaciones y el tiempo no era un valor inocuo", subrayó el jefe del bloque del FpV, Agustín Rossi.


Al cerrar el debate que se extendió por catorce horas, el santafesino apuntó duro contra los diputados de la oposición que no participaron de la votación, y consideró que esa estrategia "fue un gran error".


"Les aconsejo que no pierdan el tiempo en la Justicia, porque siempre que van a quejarse les va mal", enfatizó Rossi, en referencia a la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el PJ

Noticias relacionadas

disidente, que se retiraron del debate varias horas antes de la definición.


El resultado a favor incluyó las adhesiones del Encuentro Popular y Social de Ariel Basteiro -también asistió Jorge Rivas-, el Sí de Eduardo Macaluse, el Frente Cívico de Santiago, De la Concertación, la Concertación-FORJA, el Proyecto Progresista, el Partido Nuevo y el Renovador de Salta.


El Socialismo también se inclinó a favor en general de la medida del Poder Ejecutivo -nueve de sus diez integrantes-, pese a que había anunciado la semana pasada que iría con un dictamen propio, en contra de la letra oficial.


Los monobloques Guardia Peronista, Dignidad Peronista, Movimiento Independiente, y el Proyecto Sur de Claudio Lozano -que finalmente definió apoyar la norma en general- también darán su aval a la medida que impulsa Cristina Kirchner.